Otra mirada sobre la expansión del dengue

Andres-Carrasco-600x304

Andrés Carrasco fue un científico que denunció los efectos de la sojización y el monocultivo.

Por Dr. Daniel Cassola

¿Será la pobreza la causa de expansión del dengue? ¿Los casos de microcefalia se pueden deber a la desnutrición y no al Zika? Estas son las preguntas que plantea un documento elaborado por el Colectivo Andrés Carrasco y la Fesprosa que busca analizar la coyuntura sanitaria actual.

En el documento se expresa que “la enfermedad, está íntimamente vinculada a las condiciones sociales, el déficit de saneamiento ambiental, el cambio climático, las inundaciones favorecidas por la tala indiscriminada, la sojización y el uso masivo de herbicidas, es decir por el impacto del modelo extractivista”. “En Argentina y en toda América son las poblaciones con menos acceso al saneamiento ambiental y al agua segura, es decir las más pobres, las que más sufren el brote epidémico” aseguran.

“El control del Aedes debe realizarse con una amplia movilización social dirigida y sostenida por el Estado. No se puede recargar sobre las familias y los individuos el control del mosquito, ocultando la obligación estatal de ponerse al frente, fortaleciendo el sistema público de salud e impulsando una reforma urbana integral para lograr ciudades saludables”, exigen los médicos.

Por último se denuncia que «se busca crear el pánico por parte de las autoridades sanitarias sobre el Zika cuando no hay aún evidencias concluyentes sobre qué relación tiene el virus con el aumento de los casos de microcefalia». Y se agrega que «esta estrategia del pánico ya la sufrimos durante la gripe A. El alerta 6 resultó una maniobra avalada por la OMS que permitió enormes ganancias a los fabricantes de vacunas”, finaliza.

Por otra parte, hace unos días se publicó una entrevista con el físico Hernán Solari, que desarrolla modelos epidemiológicos, y que adelantó que el brote de dengue podría recrudecer en los dos próximos meses, es decir marzo y abril. El científico especula que «considerando los niveles actuales de poblaciones de Aedes aegypti en esta región, pueden producirse brotes grandes (unos miles de casos) si la epidemia comienza en enero. Esto sin contar los brotes secundarios producidos por la movilidad de las personas. La epidemia de dengue actual en la región metropolitana podría ser unas 50 a 100 veces más severa que la de 2009.»

Sin dudas, con la propagación de enfermedades como el Zika, el dengue y el chikungunya estamos ante un debate que recién comienza.

.

También te puede interesar...