Ya hay dos bebés con microcefalia en Salta porque sus madres contrajeron el virus zika

Por Dr. Daniel Cassola

La alarma por el virus zika, que causó estragos en países como Brasil, comenzaron a sonar hace aproximadamente un año, cuando se conocieron algunos casos en Argentina y se advirtió que las mujeres embarazadas que son contagiadas durante la gestación pueden tener bebés con microcefalia causado por zika congénito.

La Coordinación de Epidemiología de Salta confirmó dos casos de microcefalia por fiebre zika en niños nacidos en las primeras semanas de octubre en la zona de Orán, al norte de la provincia, uno en la localidad de Dragones y otro en la ciudad de Tartagal. De acuerdo con el parte oficial, las pacientes adquirieron el virus durante durante el brote del verano, oportunidad en que se les diagnosticó la enfermedad. Las muestras, estudiadas en el Laboratorio del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Doctor Julio Maiztegui de Pergamino, en la provincia de Buenos Aires, confirmaron la relación. De acuerdo con un informe del Ministerio de Salud de la Nación, en Salta hubo en lo que va del año 37 casos confirmados de fiebre zika, todos en las zona norte de la provincia.

El Zika es un virus relativamente nuevo (al menos en su conocimiento por parte del hombre), y aún no se han descubierto ni cura ni vacunas para prevenirlo. El virus fue aislado y catalogado por primera vez en 1947, en Entebbe, Uganda, donde se encuentra el bosque que lleva el nombre Zika. Luego se ha detectado su presencia en regiones ecuatoriales de África y Asia.

Recién en 2014 el virus se expandió por fuera de estas regiones. Llegó primero a la Polinesia francesa en el Océano Pacífico y luego a la Isla de Pascua. Luego en 2015 y 216 arribó a América Central y América del Sur. El virus es portado por distintos tipos de mosquitos, entre los que se encuentra el Aedes Aegipty, el mismo del dengue, y entre los vertebrados reside en monos y hombres.

Para febrero de 2016 el país que por mucho resultó el más afectado de la región es Brasil, con más de un millón de casos confirmados. Luego hubo presencia de la enfermedad desde México hasta Paraguay, a lo que ahora podríamos sumar Argentina. El Zika tiene una particularidad que no comparte con enfermedades similares como el dengue: se puede transmitir por vía sexual.

Tampoco tiene síntomas muy marcados. Solo uno de cada cinco casos presenta sarpullidos o conjuntivitis. En otras ocasiones se puede presentar como un dengue pero de manera atenuada, con dolores de cabeza y musculares y algo de fiebre, por lo que es fácilmente confundible con otras patologías.

Pero en mujeres embarazadas el virus puede resultar fatal para el bebé en gestación. Por ello el Ministerio de Salud de la Nación recomienda que las mujeres embarazadas no vacacionen  en lugares donde exista circulación del Zika (principalmente Brasil). Y además recomienda a quienes hayan visitado esos lugares que mantengan relaciones sexuales con protección durante por lo menos ocho meses.

Ya hay estudios para el desarrollo de medicamentos y vacunas que están en marcha. Pero es un proceso lento y complejo. Mientras tanto, lo que nos queda por hacer es seguir los métodos de prevención, o sea, fundamentalmente, cuidarnos de los mosquitos.

.

También te puede interesar...