Ya hay al menos mil casos de dengue

 

Por Dr. Daniel Cassola

Como se preveía desde mitad de año, sobre todo por la gran cantidad de casos desarrollados a partir del verano pesado, durante esta temporada tendremos un importante número de casos de dengue. No va una semana de verano y ya son más de mil los casos confirmados en 12 provincias.

En la Ciudad de Buenos Aires se detectaron cuatro casos de los denominados “importados”, esto es personas que viajaron a zonas donde hay circulación de la enfermedad y la trajeron. Pero en el Conurbano bonaerense, más precisamente en Quilmes, hay dos afectados “autóctonos”, lo que corrobora que el dengue está en territorio bonaerense.

Según advirtió la ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires, Zulma Ortíz, están considerando declarar la alerta roja, ya que estas primeras estadísticas superan a las del año pasado, en una campaña que terminó con un récord histórico de casos de dengue para la historia nacional.

Más crítica aún es la situación en Misiones, donde ya se registran 894 casos de dengue, y se investiga el fallecimiento de una mujer de 60 años, probablemente a causa de esta enfermedad.

Este es el momento más crítico en cuanto al dengue en la historia argentina. La enfermedad se considera reemergente porque en 1963 se había logrado la erradicación del mosquito con el insecticida DDT. Pero en 1983 el mosquito reapareció en el norte del país y se propagó hasta Mendoza, La Pampa y Buenos Aires. Ya en 1997 se detectaron 20 casos de los llamados importados. Un año después comenzaron los casos autóctonos.

Los casos autóctonos se gestan cuando una persona viaja al exterior y es picada por un mosquito infectado. Cuando el paciente desarrolla la enfermedad es luego picado nuevamente por otro mosquito que no estaba infectado aquí en Argentina. Ahora hay mosquitos con dengue en el país y las probabilidades de que se dé una epidemia se multiplican.

Al riesgo del dengue hay que sumarle otras enfermedades trasmitidas por los mismos insectos, como el zika o chikungunya. El calor y las lluvias que se experimentaron en el fin de semana navideño favorecieron el aumento de las poblaciones de mosquitos. A esto hay que sumarle, como factor de riesgo, la gran cantidad de argentinos que vacacionan en Brasil, donde el año pasado se registraron 863 muertes por dengue.

Parece estar todo dado para que nuevamente se alcance un nuevo récord de casos de dengue. Lo que nos queda por hacer es tratar de combatir a los mosquitos, los vectores de la enfermedad. Para ello hay que descacharrar, evitar cualquier reservorio de agua donde los mosquitos pueden poner sus huevos. Y además usar repelentes y mangas largas para evitar las picaduras. En casos de fiebre elevada consultar al médico, ya que se puede tratar de un caso de dengue.

.

También te puede interesar...