Valentín, el rebelde del amor

Por Dr. Daniel Cassola

El éxito y la popularidad del Día de los Enamorados o Día de San Valentín crece año a año. En Argentina ya hay todo tipo de promociones y ofertas para festejarlo. Todas las empresas que pueden aprovechan para realizar un aviso con motivo alegórico por esta fecha.

Hay distintas versiones sobre la historia de este día. Una de ellas sostiene que el festejo de los enamorados corresponde a ceremonias paganas previas al cristianismo. El festejo se centró, por aquellos tiempos, en las figuras del dios Eros en Grecia y Cupido en Roma.

Luego, el cristianismo produjo su propia versión del Día de los Enamorados. La leyenda comenzó durante el Imperio Romano, en el siglo III después de Cristo. Durante el gobierno del emperador Claudio II, se prohibió el matrimonio de los hombres jóvenes, ya que los solteros, al tener menos ataduras, eran considerados mejores soldados.

En abierto desafío a la disposición del emperador, un sacerdote de nombre Valentín comenzó a celebrar matrimonios de jóvenes enamorados en secreto. Al enterarse, el emperador Claudio dispuso el encarcelamiento del cura. Finalmente, Valentín fue ejecutado el 14 de febrero del año 270.

Más de 200 años después el Papa Gelasio adoptó el festejo del Día de los Enamorados y canonizó a Valentín, que pasó a ser santo. Ya en tiempos modernos, el festejo comenzó a popularizarse en los países anglosajones durante el siglo XIX, impulsado por comerciantes que aprovechaban el 14 de febrero para vender tarjetas con formas de corazón o con la silueta de Cupido.

A través del siglo XX la celebración se extendió a distintos puntos del planeta, donde fue adquiriendo distintas características. En Argentina, se estableció como el Día de los Enamorados centrando la atención en las parejas. Pero en Centroamérica y otros países de América Latina, se celebra como el “Día del amor y la amistad”, extendiendo el festejo a la familia y los amigos.

En otros lugares los comerciantes han motorizado la conmemoración de este día, logrando con éxito introducir una costumbre en la población. En España, la cadena de almacenes Galería Preciados introdujo el festejo en los años 50, instituyendo como tradición la compra de regalos. En cambio, en Japón el festejo fue promovido originalmente por una fábrica de chocolates. Ahora, es costumbre que el 14 febrero las mujeres regalen chocolates a sus parejas, amigos y compañeros de trabajo.

De la forma que sea, es una ocasión en la que en distintos lugares del mundo se celebra el afecto entre las personas. Son esos sentimientos, los del amor y el respeto con los otros, los que nos hacen más humanos.

.

También te puede interesar...