Unos 700 pacientes recibieron trasplantes de médula ósea desde la creación del Registro Nacional de Donantes

La comunidad médica, científica y de pacientes celebra en Argentina el Día Nacional del Donante de Médula Ósea,

instituido hace 13 años en coincidencia con la creación del Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas del Incucai.

El objetivo del Registro es dar respuesta a personas con indicación de trasplante que carecen de un donante compatible en su familia, señaló en un comunicado de la entidad.

Su creación permitió que el trasplante de células con donantes no emparentados, sin donante compatible en el grupo familiar, sea una práctica terapéutica corriente y habitual en Argentina.

El año pasado se realizaron 113 trasplantes con células provenientes de donante no emparentado obtenidos por la intervención del Registro Nacional de Donantes de CPH, lo que representa la cifra más alta desde su creación.

El registro aportó además 28 donantes argentinos que permitieron que 22 pacientes de nuestro país y 6 pacientes extranjeros (de Bélgica, Canadá, Estados Unidos (2), Italia y Alemania) accedieran a un trasplante de CPH.

Un caso llamativo se produjo en 2011 con un paciente de nombre Carlos Valía, quien luego de recibir un trasplante de médula ósea en el Hospital Austral, pidió conocer a su donante, y tres años después viajó hasta Alemania para agradecerle en persona.

“En el 2014 me surgió la posibilidad de ir a conocer personalmente a mi donante a Alemania, así que viajé hasta allá junto a mis padres para vernos y agradecerle por ese gesto tan noble y humano que tuvo conmigo sin conocerme”, relató Valía a Télam.

“Cuando llegamos a su pueblito -agregó-, le dimos la dirección a un taxista para que nos lleve y nos dejó en otro lado con lo cual no pude conocerlo pero si le dejé unos regalos en otra dirección que después por suerte pudieron recuperar, y se pusieron muy contentos”.

El encuentro pudo concretarse recién en 2015, cuando la familia del donante Christopher Hofman, le envió un pasaje para que Valía viajara a Alemania.

“Esa vez sí lo vi y festejamos su cumpleaños número 34 con su familia y amigos”, dijo.
Al relatar su caso, Valía contó que el 20 de julio de 2011 le diagnosticaron mielodisplacia, una especie de leucemia en la médula que es la fábrica de sangre del cuerpo.

“Por esa razón necesitaba un donante que esperé desde julio y finalmente llegó el martes 13 de diciembre, procedente de Alemania”, relató el paciente a Télam.

“El primer año fue duro, porque uno tiene la médula de otra persona en su cuerpo y pese a que la compatibilidad es alta, cuesta que se amigue con el resto del cuerpo”, señaló.

“El tratamiento de quimioterápia fue muy agresivo y además de bajar de peso y perder el pelo, quede esteríl”, relató el hombre de 32 años, quién explicó que antes realizó un tratamiento de criopreservación de esperma para poder ser padre, cosa que está intentando en la actualidad con su pareja.

“Ahora llevó un vida normal y trabajo todos los días y lo que tengo que hacer es tomar los medicamentos en tiempo y forma”, apuntó.

Explicó además que “los cuidados son mínimos, aunque tomo medicación tres veces al día y tengo que estar atento a la diabetes, porque los remedios me hacen subir el azúcar en sangre”, dijo y aseguró que “fuera de eso, el cuidado es muy sencillo”.

Para inscribirse como donante de médula existen 93 centros habilitados en servicios de Hemoterapias a los que se puede concurrir cotidianamente, según indicó el Incucai.
El Registro Nacional de CPH cuenta con más de 112.000 donantes, los que forman parte de los 28.000.000 de donantes de la Red Mundial Bone Marrow Donors Worldwide, lo que posibilita que cada vez que una persona requiere un trasplante la búsqueda se realice entre todos los donantes registrados en el mundo.

Fuente: Télam

.

También te puede interesar...