Una nueva causa contra Di Césare, el ex director del PAMI

Por Dr. Daniel Cassola

La carátula de la investigación es “negociaciones incompatibles con la función pública”. Es el delito que se le podría imputar a Luciano Di Césare, ex director ejecutivo del PAMI, en una causa que investigan el fiscal federal Eduardo Taiano y el fiscal a cargo de la UFI-PAMI Javier Arzubi Calvo.

La causa investiga la contratación de servicios informáticos con la empresa Red Hat Argentina por la suma de 140 millones de pesos durante el último año de gestión de Di Césare, 2015.

Al parecer los sistemas del PAMI necesitaban una nueva plataforma informática para funcionar, por lo que se decidió la contratación de Red Hat. Además del monto lo que llama la atención de los fiscales es la celeridad en el trámite de contratación, que salteó varias instancias y nunca fue licitado abiertamente.

El proceso administrativo comenzó en junio y finalizó en septiembre de 2015, prácticamente en tiempo record. En una licitación abierta, que se ameritaba debido a la complejidad del servicio requerido y el monto destinado al mismo, el proceso hubiera insumido más tiempo. Quizás Di Césare preveía una derrota de Daniel Scioli en diciembre de ese año o pensaba que el ex motonauta iba a desplazarlo de su cargo en la eventualidad de asumir la presidencia.

La contratación hecha por PAMI, en vez de basarse en una licitación transparente, se efectuó con el sustento de un informe interno que lleva la firma de Juan José Chomiak, titular de la Unidad de Estadística y Planeamiento de PAMI por aquel entonces, en el que se sugería la contratación directa de Red Hat para cubrir las necesidades informáticas de la obra social.

En el marco de la investigación los fiscales obtuvieron las opiniones de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) y de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Ambas entidades coincidieron en que no había motivos para realizar un trámite abreviado en el proceso de compra del servicio y que, por otro lado, había, o hay, otras empresas en el mercado que lo pueden proveer.

Con esta información los fiscales siguen la línea de que la compra fue orientada discrecionalmente por los directivos de PAMI. Por ello citaron a indagatoria a los mencionados Di Césare y Chomiak, además de otros ex funcionarios de la obra social.

Una mancha más de una gestión, que, a medida que pasa el tiempo, se revela cada vez más oscura.

.

También te puede interesar...