Un femicidio cada 32 horas, un registro lamentable


Por Dr. Daniel Cassola

En las vísperas del Día Internacional de la Mujer que se celebra mañana vale retomar un tema crucial para la sociedad: el asesinato de mujeres en un contexto de violencia de género.

Un femicidio cada 32 horas fue cometido en Argentina durante 2018, según el último informe de La Casa del Encuentro presentado hoy en la Cámara de Diputados de la Nación, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los números muestran una leve mejoría respecto al promedio del año anterior, cuando una mujer era asesinada en algún contexto de violencia de género cada 30 horas. Los datos fueron elaborados por el Observatorio de Femicidios en Argentina Adriana Marisel Zambrano, dependiente de la Casa del Encuentro y que desde hace diez años genera estadísticas relacionadas a los asesinatos de mujeres vinculados con la violencia de género en el país.

El informe contó con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la embajadora de la Unión Europea, Aude Maio-Coliche y la ministra de Desarrollo Humano de la Ciudad de Buenos Aires, Guadalupe Tagliaferri.

Sin embargo, agregó que «para poder seguir disminuyendo estos índices necesitamos un cambio cultural y en el Poder Judicial, para dejar de lado las connotaciones sexistas y de carácter patriarcal, si no va a ser muy difícil», sostuvo la presidenta de La casa del Encuentro, Ada Rico.

De acuerdo a la investigación que reúne datos recogidos desde el 1º de enero al 31 de diciembre de 2018 fueron asesinadas en ese período unas 273 mujeres, de las cuales 233 eran menores de edad, en tanto que se registraron 35 femicidios vinculados de hombres y niños (acciones del femicida para intentar destruir psíquicamente a la mujer víctima de violencia de género), cifra que arrojó un total de 339 hijos sin madre.

A partir del informe, La Casa del Encuentro solicitó la asignación de presupuesto con perspectiva de género y la transversalización de políticas de género en todas las áreas del Estado, tanto a nivel municipal como provincial y nacional, que identifiquen las partidas en todas las administraciones.

También se reclamó la difusión de estadísticas oficiales unificadas y completas sobre violencia sexista, la plena y efectiva implementación de la Ley Micaela de Capacitación Obligatoria en Género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado, la de paridad de género y la creación de fueros especializados en violencia de género, entre otras cuestiones.

Además, destacaron la necesidad de otorgar un subsidio económico equivalente a una jubilación mínima por tres años a mujeres en situación de violencia. Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe son las provincias donde más femicidios hubo el año pasado: suman la mitad de las mujeres asesinadas, pero si se tienen en cuenta las tasas (la proporción de mujeres que viven en un lugar con las que fueron asesinadas) las peores cifras se produjeron en Tucumán, Neuquén, Corrientes, Chubut y Santiago del Estero.

.

También te puede interesar...