Un buen fin de semana para dejar de fumar

cigarro

Por Dr. Daniel Cassola

Mañana comienza un fin de semana largo, lo que consiste en una excelente oportunidad para dejar de fumar. Si podemos no fumar durante un día, luego durante dos, más tarde una semana y un mes hasta llegar al año, quizás nos podamos librar de una adicción muy peligrosa.

En Argentina mueren 111 personas por día a raíz de males vinculados con el tabaquismo. El cigarrillo no es solo un pésimo negocio para la salud de los que fuman sino para el sistema de salud en general.

El sistema sanitario público y privado necesitará este año unos 24.000 millones de pesos para atender las complicaciones que causa el consumo o la exposición pasiva al humo de tabaco, más del doble de lo que el Estado recauda anualmente en concepto de impuestos a los cigarrillos, unos 10.000 millones de pesos.

Una de las soluciones que promueve el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria, que realizó este estudio, es aumentar el precio de los cigarrillos. Si, mediante impuestos, el costo del tabaco sube en un 50 por ciento se calcula que el consumo disminuiría en un 15 por ciento. Y, además, morirían 3200 personas menos por año.

Tomemos en cuenta que el gasto sanitario que genera el tabaquismo incluye los diagnósticos, las internaciones, los tratamientos y el seguimiento de los pacientes con enfermedades crónicas, como cánceres, infartos, accidentes cerebrovasculares o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), y las infecciones respiratorias, incluida la neumonía y la gripe.

Si bien en los últimos años se ha logrado disminuir la prevalencia del consumo de tabaco en el país, existe un factor que puede provocar un efecto inverso. Nos referimos al abaratamiento relativo de los cigarrillos.

El aumento de impuestos y de precios es la política de control de tabaco más retrasada en la Argentina. La investigación que ya citamos muestra que en la última década, los cigarrillos se fueron abaratando con respecto al costo de vida y del crecimiento del ingreso, y la industria tabacalera logró mantener estable el consumo per cápita a través de estrategias de precios bajos. De esta manera, logró compensar la reducción del consumo que se hubiera logrado con las políticas de control de tabaco implementadas en los últimos años.

En 2005, un argentino necesitaba el 42 por ciento de su sueldo para comprar 100 paquetes de cigarrillos. El año pasado, con el 22% del sueldo compraba la misma cantidad.

Por lo mortífero del cigarrillo, y por el costo, tanto humano como económico, es que todos debemos enfrentar al tabaquismo. El Estado aplicando políticas. Nuestra parte es dejar de fumar. Este fin de semana tenemos una excelente oportunidad para comenzar a respirar aire sin humo de tabaco.

.

También te puede interesar...