Un año difícil para el bolsillo de los jubilados

Por Dr. Daniel Cassola

En septiembre las jubilaciones aumentarán un 6,7 por ciento dejando el haber mínimo en 8637 pesos. Según las previsiones el último aumento del año, en diciembre, será de alrededor del 7,5 por ciento. En marzo, antes de la brutal devaluación de mayo, la Defensoría del Pueblo de la Tercera Edad había calculado la canasta básica de los jubilados en torno a los 19 mil pesos.

Si bien es un año marcado por la “tormenta” económica, según palabras del presidente Mauricio Macri, es claro que lo que perciben los jubilados y pensionados está lejos de recomponerse. Por el contrario, va a perder la carrera contra la inflación. Las jubilaciones alcanzarán un 28,4 por ciento de aumento en el último mes del año. Mientras tanto la inflación a julio da 19,7 por ciento. Interanual, o sea de julio 2017 a julio 2018, es de poco más de 30 puntos mientras que anualizada supera los 35. En ningún escenario los jubilados obtienen siquiera un empate.

El relevamiento de expectativas que publica el Banco Central sobre la base de consultas a economistas indicó en su última edición que la evolución del nivel de precios esperada para todo 2018 es de 31,7%, en promedio. Así, la recomposición de los haberes jubilatorios y las prestaciones por hijo quedará más de tres puntos por debajo de la suba de precios. La pérdida de poder adquisitivo de los ingresos, sin embargo, es mayor aun si se tiene en cuenta que, antes de la aplicación de la nueva modalidad, los jubilados habían tenido su último aumento en septiembre de 2017.

El nivel de alza de diciembre no es aún un dato oficial, sino que surge de hacer el cálculo con las variables que la ley dispone utilizar. Ayer se conoció que en el segundo trimestre de este año los salarios tuvieron una suba de 5,4%, y ese es uno de los datos que integran la fórmula. El índice utilizado es el de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Con la suba del último mes del año, la jubilación mínima subiría a un valor algo superior a los 9300 pesos. En el porcentaje mencionado se elevarán también los pagos del salario familiar y la asignación universal por hijo, que pasará a algo más de 1800 pesos.

El índice de movilidad jubilatoria se calcula considerando el 70% de la evolución trimestral de los precios minoristas y el 30% de la variación de los salarios según el Ripte. En el caso del aumento de diciembre, los datos que se miran son los del período de abril a junio pasados.

.

También te puede interesar...