Todavía queda mucho trabajo por hacer para poder prevenir y tratar los ACV

Por Dr. Daniel Cassola

Los ataques cerebro vasculares son la segunda causa de muerte en Argentina y la primera causa de discapacidad en adultos. La prevención de los mismos se basa en el control de los factores de riesgo.

Se estima que cada año, 17 millones de personas padecerán esta enfermedad a nivel global, de las cuales aproximadamente 5 millones sobrevivirán con secuelas que les dificultarán su vida diaria. 1 de cada 6 hombres y 1 de cada 5 mujeres sufrirá un Ataque Cerebro Vascular a lo largo de su vida, siendo 1 de cada 10 muertes a nivel mundial.

En Argentina, es la segunda causa de muerte, produciéndose 53.000 ataques al año.  “La mortalidad de esta patología es alta, siendo imprescindible que se mejore el acceso a la información, los programas de prevención y concientización, así como la regulación de una ley que ya fue presentada en el Senado de la Nación y que tiene como objetivo primario la incorporación del ACV y sus tratamientos integrales en el PMO (Programa Médico Obligatorio)”, señaló el Julio Fernández, neurocirujano del Hospital Padilla de Tucumán.

Existen dos tipos de ACV, el isquémico y el hemorrágico. El primero de ellos se produce cuando un vaso sanguíneo que irriga sangre al cerebro resulta bloqueado por un coágulo de sangre, produciendo un infarto cerebral. El ACV hemorrágico se produce cuando un vaso sanguíneo de una parte del cerebro se debilita y se rompe. Esto provoca una hemorragia en el cerebro que daña a las células del mismo, matándolas.

En general el isquémico se da en entre el 75 y el 80% de los casos, siendo el hemorrágico el de menor incidencia con un 20% de ocurrencia. La mortalidad en un ACV supera el 14% a los 30 días isquémicos, un paciente que tuvo la patología tiene un 26% de repetir el cuadro en los primeros 5 años y el 39% en los 10, si no modifica su estilo de vida. Cada minuto que el cerebro pasa sin oxígeno en un Ataque Cerebro Vascular Isquémico se pierden alrededor de 2 millones de neuronas, y por cada hora el cerebro envejece 3,6 años.

Se calcula que el 25% de los ACV mundiales se producen en menores de 65 años y que los casos de pacientes jóvenes que los sufren se encuentran en incremento. “Los factores de riesgo se encuentran, la hipertensión, el sedentarismo, una mala alimentación, altos niveles de colesterol, consumo de tabaco y alcohol, la obesidad, la diabetes y la fibrilación auricular. El 90% de los ataques cerebrovasculares, están ligados a dichos factores de riesgo, los cuales son posibles de evitar y controlar”, mencionó Fernández.

En Argentina son muchos los centros de salud que no tienen elementos (tomógrafo, resonador, servicio de hemodinamia, o la droga rTpa en la farmacia) para diagnosticar un ataque cerebral. En la misma línea, muchos son los pacientes que no reciben atención en el periodo de ventana terapéutica en el que está ocurriendo el ACV.

Se calcula que en Argentina no hay más de 25 centros de salud con la capacidad de diagnosticar y tratar un ACV. De los cuales, por ejemplo, solo 11 de 23 provincias cuentan con la capacidad de realizar una trombectomía mecánica, en una fase aguda de la patología. De esta manera, el acceso a la salud y la pobreza se convierten en un factor de riesgo a la hora de prevenir el ACV.

Durante el 2017, un grupo de especialistas en neurología presentó un proyecto al Senado que propone garantizar el acceso de toda la población a la prevención, diagnóstico y tratamiento del ACV. Entre los objetivos de la Ley se encuentra, la creación de un registro único de establecimientos públicos y privados que puedan dar atención a quien sufre un ACV, implementar un código de ACV con las distintas jurisdicciones para el sistema de traslados público como privado y realizar campañas de concientización, entre otros.

El objetivo de la Ley es el de incorporar al PMO (Programa Médico Obligatorio) y a la cobertura de los prestadores de salud el tratamiento integral del ACV, para que el paciente que se encuentre con los síntomas pueda rápidamente recibir la atención necesaria y así salvar su vida.

.

También te puede interesar...