Siete de cada diez trabajadores de la salud pública sufrieron algún acto de violencia

Por Dr. Daniel Cassola

Si dejamos de lado a las fuerzas de seguridad o a la compañías de seguridad privada, ¿En qué ocupación puede haber un índice de violencia tal que el 70 por ciento de sus trabajadores sufran, durante su carrera, al menos un hecho de violencia?

Al parecer hoy casi cualquier trabajo es más seguro que ser médico, enfermero o administrativo en un hospital público. La diputada provincial de Buenos Aires María Carolina Barros Schelotto, junto a la Agremiación Médica Platense y Unión Salud presentó en la Cámara de Diputados bonaerense el primer estudio sobre hechos de violencia en el sistema de salud de la ciudad de La Plata.

El mismo arrojó como resultado que el 70% de los trabajadores sufrieron violencia alguna vez. “La violencia es un tema que nos atraviesa a todos como sociedad y que requiere de esfuerzo conjunto y trabajo en equipo para generar herramientas que puedan empezar a erradicar esta problemática tan compleja y multifactorial”, explicó Barros Schelotto.

Por su parte, el titular de la Agremiación Médica Platense, Jorge Varallo, dijo: “Es el primer estudio cualitativo y cuantitativo sobre esta problemática que nos afecta particularmente, y nuestra intención es trabajar junto con el poder legislativo y los demás poderes del Estado para lograr mejorar las condiciones laborales de todo el equipo de salud”.

El trabajo, que se presentó en formato de libro bajo el título “Las diferentes caras de la violencia en la salud”, fue desarrollado por el Instituto de Políticas Sociales para Argentina (IPSOAR) y reúne entrevistas y encuestas a 733 miembros del equipo de la salud del Gran La Plata.

De allí se desprende que el 87 por ciento de quienes se desempeñan en hospitales públicos manifestaron preocupación por la violencia en sus lugares de trabajo y, de este subsector, 7 de cada 10 dijo haber sufrido alguna situación violenta durante su desempeño laboral.

En tanto, en el subsector privado de la salud, la situación parece ser un poco mejor o menos peor. La preocupación por la violencia afecta a un 53% de los entrevistados, 34 puntos porcentuales menos. En la comparación por género, el 62% de las mujeres y el 58% de los hombres sufrieron alguna situación de violencia en su lugar de trabajo.

.

También te puede interesar...