Ser médico es un compromiso con la humanidad

Por Dr. Daniel Cassola

Desde hace 61 años, en Argentina el 3 de diciembre se festeja el Día del Médico. La iniciativa provino del Colegio Médico de Córdoba y fue ratificada por el Gobierno Nacional mediante un decreto en 1956.

Se eligió el 3 de diciembre en honor al nacimiento de Carlos Finlay, un médico cubano que descubrió que un mosquito era el vector de la fiebre amarilla, un hallazgo que permitió salvar miles de vidas en América Latina.

El descubrimiento de Finlay, de trascendencia mundial, fue enunciado por primera vez en 1881. Recién en 1901 se comprobaron como ciertos y se ampliaron, lo que permitió combatir la enfermedad.

En otra época del país, ser médico o tener a un médico en la familia era una de las principales aspiraciones sociales. Las madres hablaban orgullosas de “mi hijo el doctor”, como símbolo de la movilidad social ascendente.

Pero los tiempos cambian, y profesiones como la medicina o la docencia, en otros tiempos sumamente respetadas, hoy se han reconvertido en trabajos de alto riesgo.

Los médicos hoy son los que reciben de primera mano los problemas sociales más agudos del país. En las guardias y consultorios de los hospitales públicos son quienes notan el avance del narcotráfico y el delito organizado.

También son los que sufren agresiones y están expuestos a reacciones violentas por situaciones de las que no son responsables, como puede ser la falta de insumos o la escasez de personal.

En los consultorios hoy los médicos compiten contra el conocimiento que circula en internet y la posibilidad de buscar información en segundos. Por lo que nos cuentan, es frecuente que los pacientes ya estén autodiagnosticados y exijan un tratamiento determinado, por más que no tenga nada que ver con su cuadro. Para el médico supone un esfuerzo adicional tener que refutar los preconceptos del paciente.

Sin embargo, y contra todos los contratiempos imaginables, la voluntad y la pasión del médico por su tarea continúan presentes. Es esa vocación la que mantiene en funcionamiento a las distintas partes de un sistema de salud que tiene a la fragmentación como su principal característica.

Ser médico es, ante todo, un compromiso con la humanidad. Siempre habrá médicos trabajando en las guardias. Y por más que no esté de turno, ante una situación eventual, el médico debe asistir al paciente que lo necesita.

Médico se es las 24 horas y los 365 días del año.

.

También te puede interesar...