Se registra una suba sostenida de casos en el AMBA: ¿rebrote o accidente?

Tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires los informes muestran que en la última semana se consolidó una suba significativa de los contagios de coronavirus. Aún no está claro si tiene que ver con fenómenos como el fin de semana largo del 8 de diciembre y algunas concentraciones masivas o si se trata de un rebrote.

Por Dr. Daniel Cassola

La única verdad es la realidad y hoy la realidad indica que durante la semana que concluyó el pasado sábado 19 de diciembre hubo un aumento del 48 por ciento de los casos diagnosticados en la Ciudad y un 78 por ciento más en la Provincia de Buenos Aires, en comparación con la semana anterior. A nivel nacional la suba fue del 21 por ciento, por lo que hay que pensar en una tendencia originada fundamentalmente en el AMBA. De hecho, dentro de Argentina, la zona metropolitana de Buenos Aires está adelantada en el ciclo de infección, ya que aquí primero aumentaron los casos de la primera ola y luego empezaron a descender cuando el virus se propagaba por el resto del país.

En este contexto las palabras del decreto que prorrogan el Dispo hasta el 31 de enero, o sea las medidas de distanciamiento social obligatorio, lucen imprecisas. Dice la ley que “el país se encuentra en una etapa de disminución de casos, aunque con algunas alertas por la ralentización de esta disminución en algunos departamentos, por lo que es fundamental lograr que la población continúe con las medidas de prevención”. En el AMBA ya no hay una ralentización de una disminución sino una suba, y no hay pirueta semántica que pueda contradecir lo que indican los números.

La duda en las autoridades sanitarias es si esto ya indica una nueva fase o si se trata de un hecho accidental. En otras palabras, aún no sabemos si estamos frente a un rebrote, un fenómeno puntual o, directamente, frente al comienzo adelantado de la segunda ola que se preveía para un tiempo más cercano al otoño. En pocos días entre fines de noviembre y principios de diciembre hubo una serie de hechos que podrían explicar la suba de casos, aunque esa relación todavía no se puede sostener con pruebas. Se realizó el masivo y descontrolado velorio de Maradona, hubo marchas de hinchas de Boca y de River y manifestaciones a favor y en contra del aborto. Además en el fin de semana del 8 de diciembre viajó mucha gente a las distintas playas de la costa bonaerense.

Si todos esos eventos explicaran la suba de casos habría cierto alivio pero también cierta preocupación porque se avecinan las vacaciones durante las cuales se prevén muchos viajes y desplazamientos del AMBA a la costa. Desde la Sociedad Argentina de Infectología agregan otro factor más difícil de percibir: las reuniones privadas. Mucha gente se hartó del aislamiento y se rencontró con familiares o amigos. Si este tipo de juntadas se da en ambientes poco ventilados y se extienden durante horas el contagio es muy probable. Con las fiestas iniciándose en los próximos días habrá que prestar atención luego qué impacto hay sobre los casos. Para Navidad y Año Nuevo hay decenas de recomendaciones pero ningún obstáculo para juntarse, más allá de lo que decida hacer cada quien.

.

También te puede interesar...