Se puede manejar sin problemas después de los 65 años

Por Dr. Daniel Cassola

En primer lugar, cuantitativamente la tercera edad no es el fragmento de la sociedad que más sufre o provoca los accidentes de tránsito. Se calcula que alrededor de solo el 20 por ciento de los accidentes está protagonizado por conductores mayores de 50 años.

Los primeros signos de envejecimiento significativo en una persona se dan en torno a los 55 años, y a partir de allí se acentúan con el paso del tiempo. Esto no quiere decir que uno no pueda conducir sino que debe tener en cuenta algunos cuidados especiales.

El tema número uno para los adultos mayores a la hora de conducir es la visión. Según el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires los problemas en la visión son la primera causa de rechazo en la renovación de registro.

Con el paso del tiempo los ojos necesitan más luz y más tiempo para poder divisar los objetos que se presentan en la vía pública. Por ello si queremos continuar conduciendo es importante visitar periódicamente al oftalmólogo. Y, si es posible, evitar conducir los días de neblina o por la noche.

Luego hay otras recomendaciones en consideración de distintas patologías. Un trabajo de investigación realizado en Inglaterra arroja algunas cuestiones interesantes sobre las causas de accidentes en la tercera edad.

Los diabéticos, por ejemplo, deben mantener su glucemia controlada, ya que hay algunos casos en los que el accidente se provoca por un cuadro de hipoglucemia.

También hay recomendaciones para quienes sufrieron alguna dolencia cardiovascular. En cuadros de arritmia o angina de pecho se recomienda dejar de manejar. Luego de un infarto o de la implantación de un marcapasos lo que se sugiere es no conducir por al menos tres meses.

Para quienes sufren enfermedades deformantes como la artritis, o hayan sufrido un ACV o estén diagnosticados con Parkinson, los británicos sostienen que se deben hacer controles semestrales para poder manejar.

Por último, es muy importante que los médicos estén alertas y adviertan a los pacientes sobre el peligro de conducir al prescribir medicamentos que pueden tener efectos sedantes o inducir el sueño.

Nadie dice que no se pueda manejar a los 70, 80 o 90 años. Simplemente hay que tener mayores precauciones.

.

También te puede interesar...