Programa 24-09-15

POLÍTICA

“La incidencia de un debate en la opinión pública es menor”

Lo sostuvo Ricardo Rouvier, analista político.

“El debate queda demorado por los intereses de corto plazo, pero en el horizonte están. Así como también vamos a un sistema electoral más moderno. La institución del debate es algo que está en el futuro político, marchamos hacia eso. Según algunos medios Scioli todavía no tomó una decisión definitiva. La incidencia del debate en la opinión pública es menor, no es nula, pero es menor”, comentó el especialista.

“El debate es un puentecito entre la sociedad política y la sociedad civil. Todos los puentes que se vayan creando son buenos porque cuanto más cerca esté la sociedad del poder político mejor para todos”, agregó Rouvier.

 

EL PAPA EN NORTEAMÉRICA

“Estados Unidos está de rodillas ante el carisma de Francisco”

Lo aseguró Luis Rosales, analista internacional, coautor del libro “Francisco: un Papa de nuestro tiempo”.

“El Papa ha puesto al Imperio de rodillas porque ha cautivado a los estadounidenses. El hecho de que el Papa escuche, hable, abrace no lo pueden creer, aquí la gente no se toca. Otro gesto que los mató fue el Fiat 500 que usó el Papa, aquí se suelen usar limousines gigantes”, comentó Rosales.

“Para los cubanos la visita del Papa significó una esperanza de un futuro mejor. En cambio en Estados Unidos la situación es otra. Lo que vino a decir el Papa a Estados Unidos es que no abusen, moderen, compartan”, añadió el analista.

 

ECONOMÍA

“La medida que se tomó con los bonos es una nueva injusticia”

Lo afirmó Aldo Pignanelli, economista del Frente Renovador.

“La medida de los bonos es una nueva injusticia. Necesitaban cazar un pajarito y le tiraron con un misil. Hubo un par de bancos importantes de la Argentina que antes de la medida ofrecían un negocio importante con los bonos, hay información anticipada. Creemos que el objetivo del gobierno fue bajar el precio del dólar bursátil, que bajó un peso. El blue subió porque se percibió incertidumbre”, comentó el economista.

“El otro tema es que hay un próximo vencimiento muy importante de bonos por lo que hay que pagar 6500 millones de dólares, y seguramente el gobierno quiere que alguien se desprenda antes de los bonos”, añadió Pignanelii.

.

También te puede interesar...