Por la suba de casos las autoridades ya hablan de un “alto riesgo sanitario”

La cita corresponde al ministro de Salud Ginés González García, quien aseguró que el ritmo de crecimiento del contagio es mayor ahora de lo que fue en el invierno. Río Negro, La Pampa y Neuquén son las provincias más complicadas por la ocupación de camas en los servicios de terapia intensiva.

Por Dr. Daniel Cassola

Discutir si se trata de una segunda ola, rebrote o una subida de una primera ola que nunca terminó es solo una cuestión semántica. Todo depende de cómo queramos llamar a la realidad, que es una sola: la pandemia en Argentina, después de un breve recreo, recrudece con una suba preocupante de los casos. En los últimos 14 días se detectaron un 4,1 por ciento más de casos a nivel nacional y un 2,6 por ciento de fallecimientos que en las dos semanas anteriores. En la Ciudad de Buenos Aires el contagio creció a un ritmo de 4,9 por ciento en ese período mientras que la provincia arroja un índice al alza del 4,2 por ciento.

El reporte diario de ayer, con casi 14 mil casos y 200 muertos parece corresponder a la peor etapa de la pandemia, entre el invierno y la primavera pasados. Estos datos llevan a pensar que justamente ese momento, el peor, podría estar adelante, muy cerca. Ante este panorama el ministro de Salud Ginés González García sostuvo que “estamos transitando por una delgada línea dónde la prevención, el cuidado y el acatamiento de las normas sanitarias son indispensables para evitar más restricciones”.

“Hoy, en Argentina, 16 jurisdicciones presentan al menos un departamento con una situación epidemiológica de alto riesgo, con un crecimiento de casos superior al 20 por ciento en los últimos 14 días y una tasa de incidencia que supera los 150 casos x 100.000 habitantes”, añadió el ministro a través de la red social Twitter. En el AMBA el cambio que se registra es una mayor incidencia de los casos en el grupo etario de entre 20 y 30 años, que pasaron de ser el 20 por ciento del total de los contagiados al 27 por ciento. Esto indica que los jóvenes, como era de esperar, se hartaron de las restricciones.

En cuanto al estado del sistema de salud las provincias más comprometidas son Río Negro, con una ocupación de camas Unidad de Terapia Intensiva de 86 por ciento, Neuquén le sigue en la lista con 84 por ciento y la Pampa ocupa el tercer peldaño con una ocupación del 76 por ciento. A nivel nacional el índice arroja un registro de ocupación del 54 por ciento mientras que en el AMBA es del 59 por ciento. Al respecto la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti afirmó que “en las últimas dos semanas ha aumentado la internación en terapia intensiva”.

Así la situación sanitaria de la pandemia parece aproximarse a un nuevo punto crítico. No hubo, por ahora, nuevas medidas de relevancia para evitar más contagios ya que no se quiere alterar la temporada de verano, necesaria para la alicaída economía. Si los casos continúan en ascenso la saturación del sistema de salud estará nuevamente a la vuelta de la esquina mucho antes de que las vacunas puedan proveer algún grado de inmunidad importante.

.

También te puede interesar...