Otro récord de casos y tres semanas con nuevas restricciones

Ayer el contador de contagios dio más de 22 mil en una jornada, lo que es una nueva marca en la pandemia. Hoy el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, dijo que más que “una ola es un tsunami”. El presidente Alberto Fernández anunció tres semanas de restricciones nocturnas y mayores controles.

Por Dr. Daniel Cassola

A partir de las cero hora de mañana Argentina entrará en una nueva fase de la pandemia, en la que se mantienen la gran mayoría de las actividades diurnas pero se suspenden tanto los encuentros sociales en el ámbito privado como la nocturnidad. Las medidas anunciadas por el gobierno afectan sobre todo al turismo y a la gastronomía, aunque se permitirá que trabajen hasta medianoche.

Luego de un nuevo récord de contagios para una jornada, 22.039, el presidente, en un mensaje grabado en el que se lo vio aislado porque es Covid-19 positivo, anunció las nuevas restricciones. A las restricciones que limitan los viajes y las recomendaciones de no realizar turismo al extranjero que están vigentes se agrega la suspensión para todo el país de los viajes grupales de egresados, de estudio y de grupos turísticos.

Además, en las zonas de mayor riesgo epidemiológico, que son el AMBA y las ciudades más importantes del país se suspenden actividades sociales en domicilios particulares y reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas. Por otra parte permanecerán cerrados los casinos, los bingos, las discotecas y los salones de fiesta. La práctica de deporte en lugares cerrados con más de diez personas también queda suspendida.

A su vez, los bares y restaurantes deberán cerrar a partir de las 23 horas. Hoy, en conferencia de prensa, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta aclaró que en la Ciudad las medidas se aplicarán de la siguiente manera: a partir de las 23 los locales gastronómicos no pueden ingresar nuevos clientes y quienes estén dentro tienen hasta medianoche para terminar de consumir lo que hayan pedido.

La medida más fuerte es la prohibición de la circulación entre las 0 y las 6 de la mañana. Lo que dispuso el Poder Ejecutivo es que ninguna jurisdicción en riesgo sanitario puede reducir esta franja. Si la pueden ampliar, si lo consideran necesario. Lo anunciado por Rodríguez Larreta indica que en las primeras horas de la madrugada puede haber cierta laxitud, ya que sería contradictorio que alguien pueda estar en un bar o restaurant hasta las 0 horas y luego no pueda circular para volver a su hogar.

Kicillof aclaró hoy a la mañana, en conferencia de prensa, que en la provincia los locales gastronómicos deberán cerrar a las 23, que la prohibición para circular se mantiene entre las 0 y las 6, y que los comercios en general deberán cerrar a las 20. Además se reforzarán los controles en el transporte público, que se habían relajado, por lo que solo pueden viajar trabajadores esenciales, alumnos y docentes.

Por último, el secretario de Seguridad Eduardo Villalba, advirtió hoy que “si hay incumplimientos” a las restricciones en la circulación, las fuerzas de seguridad “van a retener vehículos y hacer actas y van a dar curso a una causa penal”. Los controles en locales gastronómicos y comercios son potestad de cada jurisdicción. Esta es la hoja de ruta para las próximas tres semanas. Aún no se sabe cuándo se detendrá el aumento en los contagios pero se espera que dentro de diez días o, a más tardar, dos semanas, la curva empiece a descender. Ese es el objetivo de lo anunciado ayer y que entra en vigor mañana.

.

También te puede interesar...