Nuevas formas y pocas definiciones concretas

Por Dr. Daniel Cassola

Los argentinos presenciamos la asunción presidencial que da comienzo a una nueva etapa política del país.

Fue un día colmado de actos formales, festejos y rituales protocolares. En primer lugar se detectó un cambio en las formas.

El discurso de asunción duró solo 26 minutos. En 2011 Cristina Kirchner había hablado durante una hora y cuarto. Ayer tampoco hubo banderas colgadas de los balcones del Congreso. Y hubo un solo cántico, “Sí se puede”, que entonaron los invitados cuando Macri finalizó el acto.

En el balcón de la Casa Rosada, Macri también fue muy breve, y a pedido del público ensayó unos pasos de baile. Entre la multitud que se había acercado a la Plaza de Mayo hubo solo banderas argentinas, del PRO y de la UCR.

En ambos discursos Macri intentó un tono conciliador. Frente a los legisladores dijo que su gobierno va a tener tres prioridades: pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos.

También destacó el papel de todos sus competidores en las elecciones presidenciales y los convocó a dialogar. El gesto fue particularmente agradecido por Sergio Massa, desde su banca de diputado, y por Daniel Scioli, que concurrió a la jura como invitado.

Además prometió combatir a la corrupción y sostuvo que dejará a la Justicia funcionar de manera independiente.

Y en lo que pareció una velada referencia a la situación del INDEC el nuevo presidente dijo que siempre que haya problemas él no los va a ocultar. “Le voy a decir siempre la verdad a todos los argentinos”, dijo tanto en el Congreso como en la Casa de Gobierno.

Otro anuncio al que se le dará forma durante el gobierno tiene que ver con la situación social. Macri prometió universalizar la cobertura a la infancia y también la urbanización de las villas de emergencia.

Quizás la gran ausente de su discurso haya sido la economía. En su discurso no mencionó ni a la inflación, ni al dólar, ni a los salarios, ni a los precios. Seguramente será trabajo de los ministros que juraron ayer por la tarde.

Lo que queda en claro es que es probable que en esta nueva época la comunicación oficial y los actos de gobiernos sean más breves que en los últimos tiempos.

.

También te puede interesar...