No hay lugar más seguro para un parto que un centro de salud

hospital.jpg_973718260

Por Dr. Daniel Cassola

Un fiscal de la provincia de Neuquén, Maximiliano Breide Obeid, imputó a los padres de un bebé que murió durante un parto domiciliario porque, según declaró, “tenían todos los elementos para tomar recaudos y no lo hicieron, por lo que se trata de un homicidio culposo”.

Según el relato de la Justicia, los padres luego quisieron ocultar el hecho de que el parto se produjo en el domicilio, de manera casera. Cuando llegaron al Hospital Bouquet Roldán, con la beba en brazos y sin vida, declararon que el nacimiento se había producido en el auto, camino al centro de salud. Pero luego los peritos forenses, a los que les había llamado la atención que el bebe esté higienizado, determinaron que el parto había sido en el hogar de la pareja.

En declaraciones a medios provinciales, el fiscal añadió “que no se persigue la decisión del parto domiciliario, o en una pileta o en donde la pareja decida tenerlo, pero advertimos que si se hubiera tomado los recaudos necesarios esta muerte se hubiera evitado”.

“No se tomaron las medidas de seguridad para que sea un parto seguro y exitoso. No había obstetra ni partera, no hubo un seguimiento del embarazo, no había ambulancia en la puerta y no estaba avisado el hospital. Si hubiera habido un seguimiento del embarazo habrían detectado que el bebé venía de nalgas. Hicieron una mala operación los padres en el domicilio y el bebé murió”, relató el fiscal.

El parto domiciliario es una modalidad que creció en todo el mundo, y por lo tanto tiene su correlato en la Argentina. Es una práctica minoritaria, ya que se calcula que solo el uno por ciento de los nacimientos se da fuera de los centros de salud. Si bien dar a luz siempre implica un riesgo para la salud de la madre y el bebé, siempre es más seguro para ambos que el alumbramiento se produzca en una institución.

El acceso a aparatología como respiradores artificiales, incubadoras o incluso a condiciones de asepsia que no se pueden lograr en un hogar son algunas de las razones que hacen de los centros de salud mejores lugares para los partos. De todas maneras nada es infalible. Además de las cuestiones biológicas que pueden suceder, puede darse una infección hospitalaria y el parto se puede complicar.

Pero a diferencia de un domicilio particular, en un hospital se cuentan con las herramientas para afrontar estos problemas. En una casa el problema más pequeño puede llevar a la tragedia.

En cuanto al caso de Neuquén, el fiscal aseguró: “Los padres sufrieron mucho. Hay negligencia y responsabilidad y con eso van a cargar toda su vida. No es una solución a la pérdida de su bebé”.

No se trata de caer sobre los padres porque seguro tienen una carga muy grande, pero que al menos el caso sirva para concientizar. El lugar más seguro para los partos son las instituciones de salud. Y si por razones filosóficas se decide llevarlo adelante en el hogar, se debe seguir el embarazo con profesionales y mantener un contacto con el centro de salud de la zona.

.

También te puede interesar...