No habrá confinamiento pero se evalúa disminuir la circulación por franjas horarias


Los casos están en aumento y esperan que no comiencen a circular comunitariamente las nuevas cepas. Ayer, feriado, los casos informados fueron más de 8 mil. El martes habían sido más de 9 mil.

Por Dr. Daniel Cassola

La carrera entre las vacunas y la segunda ola está en marcha. Pero con las inmunizaciones, por distintos motivos, no alcanzará para prevenir los desbordes. La Argentina se hizo de cerca de 5 millones de vacunas ya, pero necesita diez veces esa cantidad para inmunizar a la población objetivo que es necesario para empezar a dejar atrás la pandemia. “Si hay algún aumento de casos, lo importante es tomar medidas lo antes posible, no esperar a tener un aumento de casos acelerado, en la medida geográfica mínima, disminuyendo la circulación de personas por franjas horarias, no apuntar a un confinamiento”, expresó ayer la ministra de Salud Carla Vizzotti.

En otras palabras, en el Ministerio ven con buenos ojos volver a medidas como las que se aplicaron en enero, de restricción de circulación nocturna, ya que demostró ser efectiva porque después los casos se estabilizaron y bajaron. No se descarta la aplicación de una medida de esas características, aunque no es para este momento. Según palabras de Vizzotti, el gobierno se encuentra “en situación de alerta desde hace semanas, no solo por la situación de la Argentina sino por la global, (por lo que ocurre en) el hemisferio norte y los países vecinos como Uruguay, Brasil, Chile y Paraguay”.

Por otra parte desde el fin de semana próximo aspiran a que los argentinos que regresen al país tengan que realizarse un PCR pago. Está descartado, por otra parte, el aislamiento en hoteles del que se había hablado en algunos medios. “La idea es desalentar el turismo externo y alentar el interno, no es una buena idea el turismo a países donde circulan las nuevas cepas”, indicó la funcionaria. Actualmente, afirmó, “no tenemos circulación predominante de ninguna de las variantes nuevas”, pero para poder mantener esa situación es importante “no salir del país”, apuntó.

Sobre la vacunación, Vizzotti refirió que el grupo etario de mayor riesgo (más de 70) incluye a unas 3 millones y medio de personas. Tras la reunión con gobernadores y los ministros de salud de las provincias, se decidió “priorizar, con las vacunas que ingresen, a este grupo etario que se ha llevado el 82 por ciento de la mortalidad”, adelantó la ministra. “La idea es tener un consenso federal para ver cuál va a ser la estratega argentina, mientras van llegando las dosis. Lo dijo el presidente que trabaja junto a su equipo para que lleguen lo antes posible, en un contexto que no se puede desconocer que los laboratorios no cumplen con las entregas”, agregó.

Las vacunas son hoy un bien escaso en varias partes del mundo. Por eso es que los funcionarios solo confirmarán el arribo de dosis cuando salgan los aviones a buscarlas. En ese contexto, es complejo llevar adelante un plan escalonado por etapas. En concreto, lo que se buscará ahora es vacunar a los mayores de 70 años, si es posible, antes de que termine abril. La carrera entre la segunda ola y la inmunización es paso a paso. Las vacunas llegan pero más lentamente de lo que suben los casos. Es cierto que las otras segundas olas en la región se produjeron a partir de la circulación de las nuevas cepas. Quizás esa sea la clave para ganar tiempo.

.

También te puede interesar...