¿Ni una menos? La tasa de femicidios se mantiene en los primeros días de 2018

Por Dr. Daniel Cassola

Los distintos movimientos y movilizaciones que han impulsado las mujeres en los últimos tiempos han dado un golpe a la agenda pública, introduciendo temas que estaban postergados, invisibilizados. Los términos ‘violencia de género’ o ‘femicidio’ hoy forman parte del acervo diario cuando no hace mucho eran expresiones que solo un puñado de intelectuales manejaba.

Ahora bien, a pesar de que los temas se han instalado, las soluciones aún aparecen lejanas. Según un estudio del colectivo “Ni Una Menos” en los primeros 15 días de 2018 se registraron 13 femicidios, lo que aproximadamente replica la tendencia de 2017, cuando hubo 298 casos en todo el año.

Al respecto, la presidenta del Observatorio Ni Una Menos, Raquel Vivanco, apuntó contra la gestión del Gobierno sobre los derechos de las mujeres: “Las terribles cifras de femicidios, que no disminuyen, dan cuenta de la falta de prioridad política asignada por el gobierno de Mauricio Macri a terminar con la violencia hacia las mujeres en nuestro país, hecho que se evidencia una vez más con la ausencia de partida presupuestaria destinada específicamente a la materia para el año 2018”.

“El 18% de las víctimas asesinadas durante el año pasado habían realizado denuncias previas contra sus agresores y el 12% de dichas mujeres tenían medidas de protección dictadas por la Justicia, lo que nos habla de la desidia del Estado en su conjunto, todas esas muertes se podrían haber evitado”, agregó.

La activista además denunció que “sigue sin garantizarse la aplicación de la ley 26.485 de prevención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres vigente desde el año 2009”.

En ese sentido, sostuvo que “la línea 144 no aborda de manera eficaz las denuncias a pesar de la gran demanda que tiene. Estos son sólo algunos de los incumplimientos del Estado ante los organismos internacionales de Derechos Humanos y principalmente ante las mujeres a las que la violencia machista les quita la vida a diario en la Argentina”.

El informe de la organización sumó datos que surgen del Registro Nacional de Femicidios 2017 argumentando que el 90% de los asesinatos fueron cometidos por hombres del círculo íntimo y conocidos de la víctima, y tan sólo el 4% fueron cometidos por extraños, sumando que 6% de los casos se encuentran sin datos.

Otro dato relevante que brinda Ni Una Menos es que el 65% de los femicidios se cometieron en la vivienda de la víctima. En esa línea, el 25% fueron cometidos en la vía pública y tan sólo el 3% en la vivienda del agresor. Para completar la estadística: se cometieron 3% en la vivienda de un familiar y 4% en lugares variados (casa deshabitada, trabajo de la víctima, albergue transitorio).

En cuanto a la modalidad del crimen, el 28% de las víctimas fue asesinada con arma blanca, el 27% de los femicidios fue realizado con arma de fuego, el 19% muere por asfixia, el 16% fueron mujeres asesinadas a golpes, el 4% de las víctimas muere quemada, 4% varían entre atropelladas, envenenadas, empujadas desde un balcón, y otros, mientras que hay un 2% sin datos.

Según el estudio, el 52% de las mujeres eran madres asesinadas en 2017, el 47% vivía con su agresor, el 6% estaban embarazadas, 8% de las víctimas fue violada. Para completar el estudio, la ONG informó que quedaron 312 niños y niñas huérfanos. Mientras que, por otro lado, el 13% de los hombres agresores se suicidaron.

.

También te puede interesar...