Neuquén: 40 denuncias diarias de violencia familiar

NEUQUÉN (AN).- Entre julio y octubre del 2012 se radicaron en la Justicia neuquina 3.405 denuncias por violencia familiar, representando no sólo la presentación de 40 denuncias por cada día hábil, sino además un significativo incremento con respecto a los guarismos registrados el año anterior, en donde con un total de 5.700 denuncias, el promedio diario era de 30 casos.De acuerdo a un informe brindado a `Río Negro` por la Fiscalía General del Poder Judicial de Neuquén en tres de cada cuatro casos (76%) las presentaciones obedecieron a hechos en los que hubo escenas de violencia en contra de mujeres. Pero así como el estudio estadístico no refleja la gran cantidad de incidentes y familias que no llegan a la instancia de la denuncia, sí revela otro dato alarmante: 1.298 denuncias, es decir uno de cada tres hechos radicados en este período, corresponden a familias que ya habían realizado anteriores denuncias por episodios de violencia.Días atrás la vicegobernadora Ana Pechen llamó a la sociedad a vivir en armonía, atenta de la cercanía de las fiestas y de los incidentes gremiales registrados. Señaló, precisamente, como uno de los grandes problemas de la sociedad neuquina la violencia familiar.`En 2011 hubo 5.700 denuncias, a razón de 30 por día. Pero lo más grave es que apenas el 10% de ellas llegan a la instancia de ser judicializadas`, advirtió.Y es que detrás de los números fríos de las estadísticas lo que hay en estos casos son familias dañadas, mujeres golpeadas y abusadas, y niños que crecen en un entorno de violencia física, verbal o psicológica. Así como en 2011 sólo el 10% de las denuncias llegaban a la instancia judicial, en los dos trimestres detallados en 2012 sólo 418 de las 3.405 denuncias pasaron a esa instancia, elevando apenas el porcentaje a un 12%.El detalle de los hechos denunciados en cada presentación da cuenta de las múltiples causas de la violencia, que van desde las agresiones a la mujer, pasando por la violencia física que estuvo presente en 1.434 denuncias, las agresiones durante la etapa de separación o divorcio (1.538 casos), las dadas al reclamar una cuota alimenticia (1.192 casos), las que surgen por el régimen de visita a los hijos (1.524 casos) y las vinculadas a las adicciones que representaron 1.271 casos. Una combinación de factores a los que hay que sumarle que en 115 hechos denunciados en estos cuatro meses una de las partes portó un arma durante la pelea, aunque por fortuna no la usó. El 1 de marzo la Justicia pondrá en funcionamiento una fiscalía denominada de Delitos Especiales, para atender precisamente a esta problemática. Trabajará desde adentro de los juzgados de familia, para fomentar el contacto directo entre los fiscales, las causas y las víctimas, atendiendo incluso denuncias en las que no se indique un delito en sí. Como complemento de este cambio se adelantó también que junto al Ministerio de Salud se busca aplicar un programa de asistencia al victimario con tratamientos psicológico y psiquiátrico para intentar así poner fin desde la raíz a las agresiones. Agresiones y hechos, como el registrado en agosto en Plottier, en el que Javier Juncos, fue asesinado cuando intentó defender a su novia, Mónica Muñoz, de una nueva embestida de su expareja. La violencia en esa familia era evidente. Las denuncias se acumulaban, incluso regía una orden de restricción y otra de custodia policial a la casa que ese día faltó y facilitó el trágico desenlace de uno de los tantos casos que anualmente pasan a engrosar las estadísticas judiciales.

PMFARMA – ARGENTINA

.

También te puede interesar...