Más DISPO, paciencia con las vacunas y un programa de concientización en las villas de todo el país

El domingo 31 vence la actual fase de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO), que se renovaría sin grandes cambios. El Instituto Gamaleya, de Rusia, comunicó que la producción de vacunas está demorada de “dos a tres semanas”. Arranca un plan para reforzar las medidas de higiene, distanciamiento y prevención en las villas.

Por Dr. Daniel Cassola

Antes del próximo domingo el presidente Alberto Fernández habrá firmado un nuevo decreto para extender, sin mayores cambios, la fase actual de DISPO que rige, con algunas particularidades locales, en todo el país. La única diferencia podría ser un detalle respecto a las clases presenciales. En la actualidad cada distrito debe presentar un plan al Ministerio de Educación que puede ser aprobado o rechazado. Para la trenza política es importante ver qué elige hacer el gobierno con esa potestad. En otras palabras, si escoge o no interferir en el conflicto que por ejemplo sostiene el gobierno porteño con los sindicatos docentes.

Ante la atenuación de los contagios registrados en los últimos días el gobierno continuaría optando por la federalización de la pandemia. Que cada provincia y municipio elija qué medidas adopta. Si los casos hubieran seguido en ascenso quizás la postura sería diferente pero por ahora no hay segundo ola ni necesidad de nuevas medidas. Lo que va a continuar, y se viene realizando de manera lenta, es la vacunación. De las 300 mil dosis uno que llegaron en diciembre se aplicaron 240 mil. De la misma cantidad de dosis dos que arribaron en enero solo 40 mil. Además hoy a la noche regresará de Rusia el vuelo de Aerolíneas Argentinas con 110 mil dosis uno y 110 mil dosis dos. Para hablar de algún efecto de la vacunación sobre la pandemia falta muchísimo.

Y, al parecer, todo va a ser más lento de lo previsto. El Instituto Gamaleya y el Fondo de Inversión Directa de Rusia expresaron en comunicado que la producción de vacunas está demorada debido a un cambio de sistema que se hace por la gran demanda del producto en todo el mundo. “Gamaleya está ampliando la capacidad para producir más dosis de Sputnik V debido a la alta demanda de la vacuna rusa en América Latina, se están mejorando las instalaciones ubicadas fuera de Rusia (en referencia a las fábricas de insumos en la India y Corea del Sur) para garantizar el suministro a la Argentina y el resto de la región por lo que veremos un aumento significativo de la producción en el segundo trimestre”, informaron. El otro gran proveedor de Argentina, AstraZeneca, que fabrica el proyecto de la Universidad de Oxford, también enfrenta contratiempos en Europa por las demoras en la producción y la urgencia de los gobiernos ante la segunda ola.

Por eso hay que continuar con las medidas que ya probaron ser útiles, o sea el distanciamiento, la higiene y el uso de barbijo. A raíz de un informe del Movimiento Evita, que trabaja en los barrios más humildes del país, la Jefatura de gabinete lanzará un programa de concientización y promoción en las villas que repartirá barbijos y alcohol en gel y hablará “casa por casa” de las bondades de la vacuna. Los militantes habían notado que en el último tiempo en estos barrios las medidas de prevención prácticamente habían caído en desuso. La verdad es que, por ahora, la mayoría de la población lo único que tiene de probada efectividad contra el virus son, justamente, esas medidas.

.

También te puede interesar...