Más cuidados paliativos hacen a una mejor salud

Por Dr. Daniel Cassola

Con el objetivo de facilitar la tarea de los profesionales médicos y el equipo de salud dedicado a atender pacientes con cuidados paliativos, el Instituto Nacional del Cáncer, dependiente del Ministerio de Salud de la Nación, puso en marcha la línea telefónica de atención profesional en cuidados paliativos.

La línea telefónica (011) 5032-2481 se encuentra disponible de lunes a viernes de 9 a 17 hs. y responde de inmediato ante situaciones de consulta espontánea que se presentan a médicos generalistas y clínicos que necesitan orientación y soporte en este tema.

Cuando los profesionales llaman, reciben la atención de una médica especialista en cuidados paliativos que los guía con indicaciones específicas sobre el control de los síntomas, la administración de la medicación opioide por vía oral o vía subcutánea, y la toma de decisiones en condiciones clínicas complejas.

Además, en caso de requerir seguimiento para algún caso concreto, a través de este contacto, los profesionales pueden ser derivados con los referentes provinciales del Programa Nacional de Cuidados Paliativos del INC.

El servicio también ofrece información sobre centros de atención paliativa y formas de acceso a este tipo de medicamentos. Esta iniciativa, que se encuentra operativo desde el 1 de diciembre de 2017, fue proyectada por el Programa Nacional de Cuidados Paliativos del INC ante la necesidad de fortalecer los cuidados paliativos en atención primaria de salud.

Si bien Argentina es considerada, en esta materia, un país líder en Sudamérica por los equipos con los que cuenta, solo el diez por ciento de la población accede a estos tratamientos. En los últimos 20 años se ha avanzado bastante en esta cuestión pero no lo suficiente. Solo en las grandes ciudades del país hay hospitales que brindan el servicio de cuidados paliativos.

Si bien este tipo de tratamientos suelen asociarse a pacientes con cáncer también valen para otras patologías como problemas cardíacos, tuberculosis, demencia, Sida y Epoc. Más del 85 por ciento de los padecimientos severos, indican los especialistas, se pueden atenuar con medicamentos de ingesta oral. Para que esto sea posible se debe facilitar el acceso a los opiáceos, cuya forma más conocida es la morfina.

Los cuidados paliativos no solo apuntan al cuerpo sino también a acompañar el dolor existencial que acompaña a las enfermedades graves. El criterio actual es que se ofrezcan los tratamientos no solo en los centros de atención sino también a domicilio, lo que facilita que los pacientes puedan estar en su casa y no en los hospitales.

Los criterios que hoy se manejan internacionalmente apuntan a que los cuidados paliativos se reciban desde las salitas de atención primaria hasta el hogar. De esta manera, se integra a la familia al cuidado del paciente. Por otra parte, está estudiado que es más económico que algún integrante de la familia sea concedido con una licencia laboral para acompañar a su ser querido, que una internación hospitalaria.

En los tramos finales de la vida es cuando más necesitamos de la medicina. Hemos debatido mucho sobre la muerte digna y su legalización. Seguramente sea importante pero de la misma manera, o más aún, debemos hacer hincapié en los cuidados paliativos.

.

También te puede interesar...