Marcha atrás: la vacunación se efectuará con las dos dosis de la Sputnik V

Ayer en una entrevista la Secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti había considerado la posibilidad de administrar una sola dosis para vacunas a más gente, lo que finalmente quedó descartado. “Explicó mal las cosas”, sostuvo el presidente Alberto Fernández sobre la funcionaria.

Por Dr. Daniel Cassola

Más allá de lo sanitario la pandemia supuso y supone también un desafío comunicacional. Toda la población debió ser informada sobre el coronavirus, su potencial de contagio y las medidas de higiene para prevenirlo. Por eso también la historia de la pandemia se podría contar a partir de los slogans que fueron surgiendo. Por ejemplo el ‘quedate en casa’ dio paso al ‘seguí cuidándote’. Allí se marcan etapas distintas. Al igual que las medidas sanitarias, como la cuarentena, el éxito de la comunicación durante la pandemia es dispar.

Dentro de esas idas y venidas uno de los nuevos desafíos tiene que ver con la campaña de vacunación que se inició a cuentagotas en los últimos días del año pasado. Con o sin fundamentos hay, por parte de un sector de la población, un halo de desconfianza sobre las vacunas y su efectividad. No es el propósito de estas líneas dirimir esas cuestiones sino analizar la conducta de los funcionarios para afianzar o no lo que se hace. Si Vizzotti especula en público con una alteración del esquema original de vacunación, quizás para acelerar un proceso que va a ser lento, lo que está siendo, sin quererlo, es sembrar dudas.

Finalmente sus consideraciones fueron descartadas. Al menos por ahora. La única vacuna disponible en las próximas semanas en Argentina es la Sputnik V. Quizás lleguen dosis del proyecto chino de Sinopharm. Las de AstraZeneca diseñadas en conjunto con la Universidad de Oxford no estarán disponibles antes de marzo. En particular la vacuna rusa necesita de dos aplicaciones para llegar al máximo posible de efectividad y además esas dos dosis son componentes distintos. O sea que no se puede partir el esquema de vacunación y dar la primera dosis a la mitad de la población y la segunda a la otra mitad.

Lo que planteó Vizzotti quizás sea posible con otras vacunas cuyas dos dosis son iguales. Otro de los motivos que llevaron a la funcionaria a especular en público con la posibilidad de dar solo una dosis puede ser la lentitud con la que los rusos están llevando adelante el proceso de producción. Por la poca información que se desprende desde Rusia se sabe que particularmente hay problemas para la fabricación del segundo componente, por eso la vacuna Sputnik V comenzó a fabricarse en Corea e India y prontamente lo hará en Brasil.

Según declaró el investigador Jorge Geffner, profesor titular de la cátedra de Inmunología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, el segundo componente de la vacuna rusa es más difícil de fabricar que el primero. “Esa segunda dosis de la Sputnik V es distinta a la primera en sus componentes y la producción del segundo es más engorrosa. Entonces, se está hablando de postergar la segunda dosis”, comentó al diario La Nación.

En cuanto a los casos ayer se registró un muy leve descenso con respecto a los días hábiles de la semana anterior. Resta conocer cómo se estabilizará ese dato en el resto de la semana. La economía argentina no podría aguantar más medidas restrictivas, que por otro lado son de dudoso éxito si no se tiene la habilidad de comunicarlas con precisión.

.

También te puede interesar...