Marcha atrás en Argentina y en el mundo

Es inminente la vuelta a una fase más dura de la cuarentena en el AMBA, solo resta saber con exactitud cuándo sucederá. En distintas partes del mundo la pandemia obliga a suspender aperturas y retroceder con la permisión de actividades. En Europa, Alemania y Portugal vuelven a entrar en confinamiento.

Por Dr. Daniel Cassola

Si bien el epicentro de la pandemia de coronavirus es el continente americano, por la cantidad de contagios diarios y muertes, en otras partes del mundo la batalla contra la enfermedad está lejos de haber concluido. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), con más de 150 mil nuevos casos por día, la pandemia atraviesa una fase “peligrosa” en la que aceleración del virus se combina con las salidas o flexibilizaciones de la cuarentena.

En Corea del Sur, luego de un fin de semana en el que volvieron a abrir distintas actividades de ocio, el gobierno decidió volver a la cuarentena, y llamó como “segunda ola” a los nuevos contagios que allí sucedieron. En una misma situación se encuentra Irán, con alrededor de 3 mil positivos por día. Allí los especialistas consideran que la segunda ola es más letal que la primera. En Europa, Alemania confinó una región en la que habitan 360 mil personas luego de un contagio masivo en un frigorífico y Portugal comenzó a cancelar permisos para reuniones de más de diez personas, luego de que aumenten los casos en Lisboa. Por último, Australia estudia volver al aislamiento obligatorio en la región de Victoria, donde viven un millón y medio de personas.

Dentro de este contexto, es inminente en Argentina el regreso a la fase 1 de la cuarentena en el AMBA, o a un endurecimiento del confinamiento que no lleve ese nombre que parece suscitar rechazos. La duda es cuándo. Si hoy y mañana se ratifica la escalada de positivos, que ayer alcanzó un nuevo récord de 2146 casos. Si fuera por las autoridades de la provincia de Buenos Aires el regreso a la cuarentena más rígida se daría ya. Cuentan con el apoyo de la Nación pero todavía resta esperar la decisión del gobierno porteño.

Los funcionarios que responden a Horacio Rodríguez Larreta prefieren esperar unos días para seguir analizando la evolución de las estadísticas y los datos que arroja la pandemia. Consideran que el nivel de tolerancia social a la cuarentena está al límite y temen que la gente no cumpla restricciones más severas. En este sentido, consideran que es peor anunciar nuevas restricciones y que no se cumplan, a seguir así por unos días. Es más, según comentaron off the record preferirían una semana más de esta cuarentena con permisos antes de una vuelta a la fase 1.

Desde el Ministerio de Salud de la Nación, a raíz de las últimas declaraciones de Ginés González García, se puede colegir que consideran que todavía el anuncio puede esperar unos días pero no mucho más. «Estamos bien, pero podemos estar complicadísimos si el avance adquiere un ritmo exponencial. No hay un tema crítico hoy en el número de camas, sino que el ritmo evolutivo puede hacer que en un tiempo no demasiado largo tengamos un problema. Si se mantiene el crecimiento de la cantidad de casos de coronavirus , el sistema sanitario se vería desbordado dentro de algunas semanas», sostuvo el ministro.

González García detalló que la situación aún no es crítica ya que “en el país tenemos un 50 por ciento de ocupación de las camas y en la Región Metropolitana tenemos un 65 por ciento, hay establecimientos que están en un 80 y otros en 40”. Pero sí resaltó que son necesarias medidas más duras. «Tenemos que restringir la circulación. Con qué instrumentos no lo sé ni lo voy a decidir yo. Lo van a decidir los que están trabajando en el sistema decisional, que este jueves se vuelven a juntar», señaló el funcionario.

La batalla contra el coronavirus está lejos de terminar. Todavía falta para que la cuarentena termine y podamos retomar actividades que permanecen canceladas desde el 20 de marzo. Parte del desafío es no perder del todo la paciencia.

.

También te puede interesar...