Los medicamentos le vienen ganando a la inflación

Por Dr. Daniel Cassola

Una vieja publicidad argentina decía que los precios suben por el ascensor mientras que los salarios lo hacen por la escalera. En el caso de los medicamentos el slogan parece aplicarse a la perfección.

Al respecto la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) emitió un informe titulado “El costo de la salud”. En el trabajo se midieron los valores de distintos productos en series largas de tres años.

A partir del relevamiento de una canasta compuesta por más de 120 productos se llegaron a las siguientes conclusiones. Los medicamentos nacionales incrementaron su precio en un 188 por ciento, prácticamente 25 puntos por encima de la inflación general. Los importados, a su vez, se incrementaron en un 222 por ciento, casi un 60 por ciento más que el promedio de todos los bienes y servicios.

Los medicamentos que más aumentaron por rubro son para las tiroides un 320 por ciento, los ansiolíticos 317 por ciento, los analgésicos antiespasmódicos 299 por ciento, los hipocolesterolemiantes, 254 por ciento, los corticosteroides 246 por ciento, los broncodilatadores, 229 por ciento y los anticonceptivos un 202 por ciento.

Según sostiene el informe “el consumo de bienes y servicios relativos a la salud tiene un carácter distintivo sobre los demás, dadas sus características de baja elasticidad de demanda respecto a la magnitud en las variaciones de sus precios”. O sea, estamos hablando de productos que no se pueden dejar de comprar, por eso la fijación en la demanda.

El informe advierte que “más del 15% de los productos de nuestro relevamiento sufrieron un descenso de cobertura por parte del PAMI”. En cierto grupo de riesgo de adultos mayores, como son aquellos con patologías depresivas, “la afectación es de casi un 50% de incremento por quita de cobertura”.

Finalmente, se detalla que “el incremento de precios por sobre el avance en el nivel de ingresos determinó que el poder de compra de una canasta representativa de medicamentos decreciera un 33,5% en relación al salario mínimo, un 30,1% en comparación a la asignación por hijo y 18,4% respecto a la jubilación media”.

.

También te puede interesar...