Los haberes de los jubilados quedarán 15 puntos por debajo de la inflación

Por Dr. Daniel Cassola

Después de las corridas de agosto y sin medidas de “alivio” para el sector de jubilados y pensionados se estima que la inflación superará ampliamente los aumentos en los salarios que paga la Anses.

Hasta julio los cálculos permitían pensar en un empate entre el alza de los haberes jubilatorios y la inflación del año, ambos calculados en torno del 40%. Sin embargo, la aceleración inflacionaria de agosto derivada de la devaluación, provocará que la actualización de las jubilaciones quede 15 puntos porcentuales por debajo de la suba de los precios, ahora estimada en un 55% en el año.

Con el nuevo cálculo de actualización de haberes, implementado a fines de 2017, ya se sabe cuál será el incremento de las jubilaciones hasta diciembre. A septiembre, la suba alcanza al 39%, nivel que se mantendrá hasta diciembre, cuando aplicará un nuevo incremento del 8,7 por ciento.

Por otra parte, las jubilaciones no fueron incluidas en la lista de alivios que anunció el gobierno tras la devaluación de agosto y que sí integró los salarios de los trabajadores registrados privados, los de los asalariados del sector público y los beneficiarios de planes sociales.

En conclusión los ingresos de los jubilados están cada vez más por debajo de sus necesidades. De acuerdo con la canasta de los jubilados, que elabora la Defensoría de la Tercera Edad, que dirige Eugenio Semino, el costo de los gastos mensuales de un jubilado asciende a 35 mil pesos, esto sin contar con la inflación provocada por la devaluación de agosto.

«Casi cinco millones de jubilados y pensionados no cubren sus necesidades básicas. Son personas totalmente olvidadas», dijo Semino un mes atrás. La canasta de jubilados está compuesta por tres grandes componentes. En primer lugar se encuentran los gastos de alimentación en base a un cálculo de 2000 calorías diarias. El segundo componente es el gasto derivado de la vivienda. Y en tercer lugar, el de la salud.

La canasta también cubre la recreación, aunque su incidencia es muy menor comparada con las otras tres. La Defensoría calcula el valor de la canasta del jubilado desde hace 12 años de manera semestral. Según Semino, «nos muestra que a través de los once años anteriores, los adultos mayores nunca pudieron cubrir en más del 60 por ciento sus necesidades básicas».

Según los cálculos de Semino, en la actualidad unos dos millones y medio de jubilados y pensionados cobran la jubilación mínima. Otros dos millones y medio tienen haberes con una media de entre 15 mil y 20 mil pesos. Y una fracción menor tiene ingresos por encima de ese valor.

.

También te puede interesar...