Los esfuerzos para combatir al Chagas son insuficientes

chinche-besucona

La vinchuca, vector de la enfermedad de Chagas.

Por Dr. Daniel Cassola

Hoy 14 de abril, Día Mundial del Chagas, la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas difundió un informe en el que sostiene que la gran barrera para combatir a la enfermedad es la falta de acceso al diagnóstico y al tratamiento de parte de las personas que sufren la patología.

Actualmente se calcula que, en todo el mundo, tienen Chagas entre 6 y 7 millones de habitantes, de los cuales solo el uno por ciento recibe tratamiento. Desde un punto de vista económica, el Chagas representa una pérdida de 7200 millones de dólares al año, entre el costo de los tratamientos y la pérdida de productividad laboral que ocasiona la patología.

Muy distintas son las cifras de lo que se invierte en investigación y desarrollo para encontrar medios más eficaces para tratar y curar la enfermedad. En los últimos diez años solo se han destinado 162 millones de dólares para estos menesteres.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el Chagas es una de las 17 enfermedades olvidadas y desatendidas del planeta, aunque afecta a más de 6 millones de personas, acecha a otros 25 millones que viven en riesgo de contraerla y produce cada año alrededor de 35.800 nuevos casos. Más de 7.000 personas mueren cada año a causa de esta enfermedad.

A diferencia de otras patologías crónicas, es muy poco lo que se dice sobre el Chagas en los medios de prensa de nuestro país. Pareciera que es una patología sin rating, cuando en verdad son muchísimos los argentinos que la padecen. Cuando se habla de que un millón y medio de argentinos tiene Chagas, se trata de una información que proviene de una extrapolación estadística. No están censados todos los enfermos, sino que en base a las características de la población se hace una cuenta matemática que arroja un número aproximado.

Esto responde a que por las características del país, se calcula que alrededor del 4 por ciento de la población padece esta enfermedad. Aquí vale hacer algunas aclaraciones. En zonas rurales los infectados son muchísimos más que el 4 por ciento. Y en zonas urbanas, para poblaciones que no tienen garantizado el acceso a la salud, por transmisión congénita el número de casos también puede ser mayor.

A la fecha el Chagas es una enfermedad endémica desde México hacia el sur en toda América. Y por migraciones hay casos y contagios registrados tanto en Canadá como Estados Unidos. Desde aquí, lo menos que podemos hacer, como lo venimos haciendo desde hace muchos años, es hablar del Mal de Chagas, una patología oculta y olvidada.

.

También te puede interesar...