Los cuidados paliativos son un derecho humano

Por Dr. Daniel Cassola

El Instituto Nacional del Cáncer (INC) se suma a la campaña de sensibilización sobre la importancia de los cuidados paliativos en pacientes terminales, que este año, bajo el lema “Porque yo importo” se conmemora el segundo sábado de octubre impulsado por la “Alianza Mundial de Cuidados Paliativos de Hospicio” (WHPCA), por sus siglas en inglés.

La Organización Mundial de la Salud estima que hasta un 1.5 por ciento de la población mundial tendría necesidades paliativas. En Argentina eso representa unos 600.000 pacientes al año, de los cuales poco más de 50 mil son diagnosticados con cáncer.

“El concepto de cuidados paliativos reivindica la importancia de escuchar y apoyar a las personas con enfermedades terminales tanto en el proceso de decisión del tratamiento como en la atención médica que reciben”, indicaron desde el INC.

Los cuidados paliativos son una rama de la medicina que aborda la prevención y el alivio del sufrimiento en personas con enfermedades graves o terminales, mediante una estrategia que identifica y atiende el dolor así como otros problemas de índole física, psicológica, social y espiritual. El oportuno y adecuado tratamiento del dolor es considerado una urgencia terapéutica, dado el fuerte impacto negativo que el sufrimiento genera sobre la calidad de vida y la dignidad de la persona.

Los cuidados paliativos no solo apuntan al cuerpo sino también a acompañar el dolor existencial que acompaña a las enfermedades graves. El criterio actual es que se ofrezcan los tratamientos no solo en los centros de atención sino también a domicilio, lo que facilita que los pacientes puedan estar en su casa y no en los hospitales.

Si bien Argentina es considerada, en esta materia, un país líder en Sudamérica por los equipos con los que cuenta, solo el diez por ciento de la población accede a estos tratamientos. En los últimos 20 años se ha avanzado bastante en esta cuestión pero no lo suficiente. Solo en las grandes ciudades del país hay hospitales que brindan el servicio de cuidados paliativos.

Los criterios que hoy se manejan internacionalmente apuntan a que los cuidados paliativos se reciban desde las salitas de atención primaria hasta el hogar. De esta manera, se integra a la familia al cuidado del paciente. Por otra parte, está estudiado que es más económico que algún integrante de la familia sea concedido con una licencia laboral para acompañar a su ser querido, que una internación hospitalaria.

El aseguramiento de medicamentos paliativos ayuda a la persona a continuar sus actividades cotidianas durante el desarrollo de la enfermedad; le permite descansar con tranquilidad y evita el deseo anticipado de muerte al atravesar situaciones de dolor intenso.

En los tramos finales de la vida es cuando más necesitamos de la medicina. Hemos debatido mucho sobre la muerte digna y su legalización. Seguramente sea importante pero de la misma manera, o más aún, debemos hacer hincapié en los cuidados paliativos.

Estos tratamientos, además, nos alejan tanto de lo que se conoce como encarnizamiento terapéutico como del abandono de persona. Es una herramienta fundamental, más económica y más humana. Y por sobre todas las cosas, es un derecho de todos.

.

También te puede interesar...