Los casos superan los 1000 al día y la cuarentena se podría volver a endurecer

Ayer se registraron 1141 positivos y esperan que hoy la marca se vuelva a quebrar. En el gobierno nacional y el provincial consideran endurecer las restricciones. Kicillof anunció un programa de ayuda para las clínicas bonaerenses.

Por Dr. Daniel Cassola

El camino hacia arriba de la montaña continúa y parece cada vez más empinado. La cantidad de contagios aún no encuentra la cima. Mientras en la mayoría de las provincias del país las actividades se pueden retomar con ciertas precauciones, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) parece destinada a continuar acuarentenada durante un tiempo más.

Ayer se registraron 1141 casos positivos de coronavirus, superando por primera vez el millar de casos diarios. Hoy, según anticipan las autoridades sanitarias, la marca podría volver a verse superada. A la mañana en la provincia de Buenos Aires ya había más de 350 nuevos diagnósticos.

Apenas 28 casos detectados en Chaco y un puñado desparramado en otras provincias. Luego más de 500 en la Ciudad y otros tantos en la provincia de Buenos Aires. La pandemia en Argentina es prácticamente un problema exclusivamente metropolitano y porteño.

Ante este panorama el presidente Alberto Fernández consideró que la velocidad de circulación del virus “es la más alta” desde el comienzo de la pandemia, y consideró que “deberíamos estar en la fase 1, que es la cuarentena absoluta”.

“Piensen que la Ciudad de Buenos Aires tiene tantos casos como la provincia de Buenos Aires, con la diferencia que la provincia de Buenos Aires tiene el triple de habitantes. Eso es una pauta de lo que nos está pasando. Los porteños creemos que esto quedó circunscripto a los barrios más humildes y esto no es así. El 70 por ciento del virus está circulando por Caballito, por Palermo, por Recoleta”, comentó el presidente.

Luego Fernández comentó que le preocupa el tema “de los runners”, ya que ante los permisos y los espacios que habilitó el gobierno de la Ciudad se produjeron aglomeraciones.  Por su parte, Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, sostuvo que se atraviesa “una etapa de revisión”. “Cuando crecen los contagios no hay más flexibilidad, hay menos, porque tenemos que cuidar a todo el mundo”, añadió el mandatario.

Kicillof también anunció un paquete de asistencia para las clínicas privadas de la provincia, que se implementará a través de la obra social IOMA, y que consiste en “aumentos en los nomencladores, módulos específicos para el Covid-19 y una ayuda financiera a devolver en 12 cuotas sin interés”. Para ello el gobierno provincial destinará 400 millones de pesos por mes.

“La pandemia golpeó al sector privado y llevó a las empresas a un estado de insostenibilidad. No nos podemos dar el lujo de que en medio de una pandemia las empresas de salud empiecen a quebrar”, agregó Kicillof.

Por último, el gobierno porteño no emitió declaraciones públicas por el aumento de casos, aunque hubo comentarios que señalan que no estaría dentro de los planes volver a endurecer la cuarentena. Incluso se avanza con los protocolos para poder reactivar el trabajo en la construcción dentro de la ciudad. Pero, claro está después de más de dos meses, que el coronavirus puede hacer que todos los planes cambien de un día para el otro.

.

También te puede interesar...