Las tabacaleras apuntan a los menores de edad

Por Dr. Daniel Cassola

Según un estudio publicado por una universidad estadounidense (la Universidad John Hopkins de Baltimore) las compañías tabacaleras desarrollan productos saborizados para atraer a los niños e iniciarlos en el consumo de cigarrillos. Por tal motivo organizaciones de la sociedad civil de distintos países de Latinoamérica (Argentina, entre ellos) están exigiendo a los gobiernos que prohíban la comercialización de este tipo de productos y que refuercen las restricciones publicitarias.

Los académicos estadounidenses revelaron que en distintos kioscos en Buenos Aires, La Paz, Río de Janeiro, Lima y La Paz, ubicados en un radio de 250 metros en torno a una escuela o colegio, los productos de tabaco saborizados se despliegan de manera “agresiva” para conseguir la iniciación de los niños en el tabaco. Los cigarrillos más consumidos son con sabor a menta o mentol, y generalmente se ubican muy cerca de las golosinas y bebidas, los productos que más consumen los niños.

Las distintas organizaciones internacionales que luchan para erradicar el consumo de tabaco, entre las que se cuenta la Fundación Interamericana del Corazón Argentina, piden a los gobiernos que prohíban la fabricación, importación y venta de cigarrillos saborizados dentro de sus jurisdicciones. En paralelo, piden que los gobiernos prohíban la publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, incluida la exhibición en los puntos de venta.

En Argentina específicamente, se relevaron 308 kioscos cercanos a las escuelas, de los cuales 79,2% vendían cigarrillos. Los resultados indicaron que el 84,8% de los kioscos que vendían productos de tabaco, tenían exhibidores de cigarrillos saborizados y en 83,6% de ellos se observó la presencia de cigarrillos con cápsulas de sabor.

“El relevamiento nos confirma que la estrategia de exhibición de productos de tabaco en los kioscos es una táctica global de las tabacaleras para atraer a los chicos al consumo. En Argentina, donde tenemos una restricción parcial de la publicidad, promoción y patrocinio de los productos de tabaco, la industria se vuelca hacia la exhibición de cigarrillos, especialmente de los saborizados, para que parezcan inofensivos y se naturalice su consumo”, señaló Marita Pizarro, codirectora ejecutiva de FIC Argentina.

Y agregó: “Frente a este panorama, necesitamos que se promueva una ley que prohíba de forma integral la publicidad, promoción y patrocinio de tabaco, incluida la exhibición de productos. Se trata de uno de los mecanismos que el gobierno tiene al alcance para proteger la salud de los chicos y evitar que comiencen a fumar”.

En la Argentina 1 de cada 5 adolescentes de 13 a 15 años fuma y la mayoría de ellos comienza a consumir cigarrillos alrededor de los 12 años. El consumo de tabaco provoca una serie de enfermedades que se relaciona prácticamente con todos los órganos del cuerpo. Evitar que la población fume es una política sanitaria necesaria y fundamental.

.

También te puede interesar...