Las historias clínicas digitales pueden ser un botín para cibercriminales

Por Dr. Daniel Cassola

Tanto en Argentina como en otros países se avanza hacia la digitalización de todo lo que antes tenía soporte papel. Entre ello, las historias clínicas. Se ha implementado marginalmente en el país, pero varias legislaturas (entre ellas la de la Ciudad de Buenos Aires) comenzaron a firmar leyes para que se adopte la historia clínica digital. Las ventajas en cuanto a practicidad y comodidad las conocemos todos. Lo que todavía no hemos advertido es su potencial uso delictivo.

Al respecto por estos días la empresa de ciberseguridad Fortinet, una compañía multinacional con sede en California que es la cuarta más importante del mundo dentro de su rubro, ha publicado un informe en el que advierte sobre el potencial uso criminal de las historias clínicas digitales.

En primer lugar la historia clínica contiene una serie de datos con el que se podría llevar adelante un sinnúmero de estafas: nombre, dirección, teléfono, fecha de nacimiento, correo electrónico. Todos esos datos se pueden tabular y vender.

En segundo lugar las historias clínicas y su información pueden ser víctimas de ataques terroristas, como quedó recientemente demostrado en Inglaterra. Hace algunas semanas hackers ingresaron en los sistemas de la salud inglesa provocando el colapso del mismo, con cirugías suspendidas, turnos anulados y otros inconvenientes. El objetivo era pedir un rescate monetario por los archivos que provocaron el desbarajuste.

Las alertas que emite el informe de Fortinet tiene que ver con que las empresas e instituciones de salud tomen nota de los riesgos que se corren por estos días. Con acceder a una computadora que esté en la red los criminales pueden hacer mucho daño. Por ello se insiste en que la capacitación para los empleados de estas compañías debe ser constante. Abrir un correo electrónico equivocadamente puede alcanzar para vulnerar un sistema.

“Los ataques a través de email e ingeniería social se producen cuando los cibercriminales engañan a empleados para que suministren información personal o sensible, como nombres de usuario y contraseñas de la red. Es muy común que hoy se tomen el tiempo para conocer sobre el empleado y crear direcciones de correo electrónico y mensajes creíbles adaptados al blanco”, añadieron desde Fortinet, según consigna la agencia de noticias Télam.

En los tiempos que corren la información, los datos, constituyen una mercancía sumamente valiosa que se debe proteger. Las historias clínicas digitales son mejores, siempre y cuando se puedan utilizar en un marco de seguridad.

.

También te puede interesar...