Las hepatitis se pueden prevenir

Por Dr. Daniel Cassola

Las hepatitis son un conjunto de infecciones que afectan al hígado. La causa más frecuente es el virus que lleva el nombre del subtipo de la enfermedad. O sea, hepatitis A, hepatitis B o hepatitis C.

Las que mayor impacto tienen sobre la salud pública son éstas últimas, la B y C. Ambas causan una infección que puede ser crónica y llevar a casos graves como la cirrosis o el cáncer de hígado.

En cuanto a la transmisión, la A se contrae por contacto con agua, alimentos u objetos contaminados por materia fecal.

En cambio, la B se puede adquirir por contacto de fluidos durante las relaciones sexuales sin protección o por contacto de sangre. Esto se puede dar a través de jeringas, agujas u otros elementos cortopunzantes, o por el contacto entre madre e hijo durante el parto.

Al igual que la B, la C se transmite por contacto sanguíneo. También se puede dar el contagio por contacto sexual, pero esto es realmente infrecuente.

La única forma de detectar y confirmar un diagnóstico de hepatitis es mediante un análisis de sangre. Es importante hacerlo porque una persona que desconoce estar infectada puede desarrollar la enfermedad hepática silenciosamente y a lo largo de décadas. Y además la puede transmitir de las maneras que describimos recién.

Las hepatitis A y B tienen vacunas y las mismas están incluidas en el calendario nacional de vacunación. La vacuna contra la A se da al primer año de vida. Y la de la B tiene 3 dosis, es universal, no tiene contradicciones y debería estar disponible en los hospitales y centros de salud de todo el país.

La variante C aún no tiene vacuna, pero también se puede prevenir. Esto se hace mediante la utilización de preservativo al mantener relaciones sexuales.

Es muy importante recalcar hoy, ante la moda de los tatuajes, los piercings y los implantes estéticos, que al hacer estos trabajos se debe exigir el uso de material descartable y esterilizado.

El 28 de julio, el pasado viernes, fue instaurado por la Organización Mundial de la Salud como el Día Mundial contra las Hepatitis virales en memoria del nacimiento del profesor Samuel Blumberg, que recibió el premio Nobel de Medicina por descubrir el virus de la hepatitis B y realizar el primer desarrollo para conseguir la vacuna.

Nuestro mensaje es que con prevención todas las hepatitis se pueden evitar.

.

También te puede interesar...