La vacunación contra la segunda ola, una carrera con final incierto

Argentina vacunó ya al 2 por ciento de su población, lo que es ínfimo en términos de inmunidad colectiva. Los casos continúan a la baja, lo que indicaría que hay tiempo para avanzar con la campaña. La clave de esta semana es que los casos no experimenten ninguna tendencia alcista.

Por Dr. Daniel Cassola

Más allá del escándalo del vacunatorio VIP hay un plan que lentamente avanza. Una primera mirada pesimista sobre la campaña de vacunación indicaba que al ritmo que se vacunó durante diciembre y enero la Argentina iba a necesitar 13 años para inmunizar a toda la población necesaria para retomar una vida normal. Se trataba de un estudio publicado en el New York Times que simple proyectaba en el tiempo lo que se había hecho hasta el momento. Hoy esa información ya no tiene valor porque la campaña de vacunación todavía no tiene un ritmo estable que permita aventurar cuando se va a cumplir el objetivo.

Antes de renunciar el ex ministro de Salud Ginés González García había proyectado como una posible fecha “después de julio”. Parecía más un cálculo en el aire que información concreta. Por ahora los datos indican que el 2 por ciento de la población recibió al menos una de las dos dosis necesarias y solo el 0,6 por ciento completó ya el esquema. En Argentina, por los recientes envíos, hay disponibles poco más de 4 millones de vacunas de las cuales ya se aplicaron 1 millón 200 mil dosis. Para vacunar al 1 por ciento de la población se tardó un mes. Pero para llegar al dos por ciento de la población se necesitó solo una semana.

Uno por ciento por semana tampoco es un ritmo que alcance para garantizar la inmunidad. En cuatro meses se vacunaría así a menos del 20 por ciento de la población bien entrado el invierno. Para que la campaña de vacunación se acelere hay distintos factores que son necesarios. El primero de ellos es obvio y es la vacuna. Rusia entregó las dosis de Sputnik V con retrasos. Se prevé que la mayor parte de las vacunas de Oxford y AstraZeneca deben comenzar a arribar a partir de este mes que comenzó ayer. No se sabe si habrá nuevos envíos de la vacuna china de Sinopharm. En algún momento cercano también deberían comenzar a estar disponibles las dosis del sistema COVAX que provee Naciones Unidas. La primera partida de ese origen para América Latina llegó hoy a Colombia.

El otro punto es la eficiencia de la campaña. Haber vacunado a 450 mil personas en más de un mes no es prueba de nada. Haber repetido ese número en una semana tampoco. Cuando haya más dosis disponibles, que de hecho ahora las hay, se verá cuánto se tarda en la distribución y la aplicación. Por el momento se registraron algunos incidentes menores, como el robo de decenas de dosis en un hospital de Olavarría o algún otro episodio en el que se cortó la cadena de frío de las dosis y hubo que descartarlas. Todos estos hechos son lamentables pero no tienen aún un gran peso estadístico. Son decenas, a lo sumo un par de cientos de dosis en un plan que necesita de millones.

Del otro lado se observa que los casos, por ahora, continúan a la baja, o por lo menos en calma. En las segundas olas que se registraron en el Hemisferio Norte hubo distintos factores. Primero el clima ya que el frío nos lleva a vivir más encerrados y por lo tanto con mayor posibilidad de contagio. En segundo lugar aparecieron las cepas mutadas, algunas de las cuales se cree que son más contagiosas. Todavía no hay una incidencia de estos nuevos coronavirus en la Argentina. Por eso es importante analizar cuál es la tendencia de los casos durante las semanas. Si persiste una lógica ‘más de verano’ o si se detecta algún cambio. Por más pequeña que sea la alteración podría indicar que hay una nueva dinámica.

La carrera entre la vacunación y la segunda ola está abierta. La salud de la población, la marcha de la economía y hasta el futuro electoral dependen de varios de los factores enumerados más arriba y sus posibles combinaciones. Aventurar hoy cómo van a ser los próximos meses es imposible. La pandemia genera tiempos que son difíciles de predecir.

.

También te puede interesar...