La vacuna no será obligatoria para “construir confianza”

El gobierno ya diseña el masivo operativo de vacunación. Si la vacuna rusa Sputnik V llega en diciembre, como está previsto, no será obligatoria su aplicación. Las autoridades sanitarias esperan que, transcurridos algunos meses, las dudas que pesan sobre la inmunización se disipen.

Por Dr. Daniel Cassola

Es técnico, y hasta podríamos decir que aburrido, pero vale la pena repasar lo que trataron en una de las últimas reuniones de los comités de la Organización Mundial de la Salud, con respecto a las estrategias que se siguen contra la pandemia de coronavirus. Entre otras actitudes o conductas rescataron que las orientaciones para que los países diseñen sus políticas deben basarse “en datos científicos”, y resaltaron que es fundamental la transmisión de “información clara” además de la “lucha contra la desinformación”.

Mientras tanto, el gobierno ya comenzó a pensar en cómo vacunar a millones de personas, si es que la vacuna rusa Sputnik V cumple con lo anunciado el martes, es decir si las dosis llegan, como está previsto, a fines de diciembre. «No le preguntamos a nadie qué ideología tiene la vacuna, lo que preguntamos es si salva vidas de argentinos y si salva vidas la compramos», dijo ayer el presidente Alberto Fernández, y agregó que «lo único que importa es ponerle fin a la pesadilla de la pandemia».

Pero, como todos sabemos, no toda la población cree o confía en los que dice este o cualquier otro gobierno. La desconfianza, que puede tener su lado positivo, ha puesto, en todo el mundo, bajo asedio a la ciencia y sus procedimientos. En un extremo están quienes sostienen que la tierra es plana. Por eso se requiere, como dice la OMS, de transmitir información de manera clara.

El ministro de Salud, Ginés González García, explicó que la inmunización se dará con varias de las vacunas que todavía son proyectos, ya que ninguna bastará para colmar toda la demanda. A medida que se aprueben se irán comprando. «Será un mix de vacunas, porque ningún productor tendrá la capacidad de producir todas las vacunas necesarias y, como aún no sabemos cuáles van a ser aprobadas, tenemos que asegurarnos distintas opciones para no quedarnos con alguna incapacidad vinculada a la demora de aprobación», explicó el ministro.

Por todo esto, ante algunas idas y vueltas, el gobierno decidió que, en primera instancia, la vacunación no sea obligatoria. “Tenemos una ley de vacunas que dice que la vacunación es gratuita y obligatoria pero frente a la pandemia de coronavirus sobre todo necesitamos construir confianza, por eso preferimos brindar información y por este motivo la primera instancia (para aplicar la vacuna) no va a ser la obligatoriedad”, explicó la viceministra Carla Vizzotti.

Otro punto importante, que aún se desconoce, es la efectividad de la vacuna rusa y de las demás también. Esto es si servirá para prevenir la infección, lo que sería el mejor de los mundos posibles, o para disminuir la mortalidad, esto es, para mejorar la respuesta del sistema inmunológico ante la infección. No es una diferencia menor. Si la vacuna no previene la infección va a ser fundamental mantener y perfeccionar todas las conductas preventivas que ya tienen probada eficacia.

La información clara para construir confianza es una parte vital y fundamental del próximo proceso de vacunación que, todos esperamos, sea la puerta de salida para comenzar a dejar atrás la pandemia.

.

También te puede interesar...