La tuberculosis continúa estable en Argentina y más mortal que el SIDA en todo el mundo

Por Dr. Daniel Cassola

La tuberculosis es la novena causa de muerte a nivel global, reveló hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), y precisó que en 2016 más de 1,6 millones de personas murieron a causa de esa enfermedad respiratoria, mientras que en la Argentina hubo en ese período 11.000 nuevos casos y 670 muertes, o sea, 55 por mes.

La OMS estimó que 10,4 millones de personas se enfermaron de tuberculosis en el mundo en 2016, de las que el 90% eran adultos, el 6,9% tenían menos de 15 años, el 65% eran hombres y un 10% eran pacientes con VIH.

Asimismo, mientras en el mundo la tasa de incidencia (cantidad de nuevos casos por año) desciende a un ritmo de aproximadamente el 2% anual, en nuestro país ese indicador se mantuvo estable durante los últimos años, confirmó a la agencia Télam Cristina Brian, coordinadora de la sección Tuberculosis de la Asociación Argentina de Enfermedades Respiratorias.

Como durante los últimos años, en Argentina se registraron entre 10 y 11 mil casos, de los cuales 2500 se reportaron en la Ciudad de Buenos Aires, la mayoría de ellos en la zona sur. Brian destacó que “la prevención es la única manera de reducir el número de casos de una enfermedad que no se publicita, es más actual de lo que pensamos y que se sigue relacionando de manera errónea con la pobreza”.

“No es una enfermedad de los pobres sino de todos, y es en las grandes ciudades donde se da el mayor número de casos, porque el contagio es de persona a persona”, explicó la médica, quien agregó que el “contacto social y el hacinamiento son los principales factores para su propagación”.

La médica también advirtió que debido a la “falta de información”, los síntomas de la patología “suelen confundirse con una bronquitis o una gripe mal curada”, y remarcó que “cuando una persona tiene tos durante más de 15 días debe ser estudiada”. Otros signos a los que se debe prestar atención son la pérdida de peso y de apetito y el cansancio persistente, añadió.

A nivel global, la tasa de mortalidad por tuberculosis disminuyó un 37% entre 2000 y 2016; y a nivel regional, los descensos más rápidos se registraron en Europa y el Pacífico Occidental -que incluye países como Australia, China, Filipinas, Japón, Nueva Zelanda, Corea y Singapur-, con un 6 y 4.6% por año, respectivamente. Los objetivos de la estrategia “Fin a la Tuberculosis” de la OMS son reducir para 2020 las muertes en un 35% y en un 20% su incidencia respecto a 2015.

.

También te puede interesar...