La salud se puede conseguir paso a paso

Por Dr. Daniel Cassola

Hay un exitoso tratamiento a un sinfín de enfermedades que está al alcance de todos, grandes y chicos. Nos referimos a caminar, una actividad sumamente beneficiosa en todas las etapas de la vida pero sobre todo en la tercera edad.

Para gozar de sus beneficios hay diferentes estudios científicos que sostienen que necesitamos caminar al menos 30 minutos por día.

En principio la diferencia entre quienes caminan y quienes son sedentarias está dada por la posibilidad de infartarse. Las personas sedentarias tienen casi el doble de riesgo de morir por un infarto de miocardio que las personas que realizan una actividad física de manera regular. Y también se sabe que incluso las personas que han tenido un ataque al corazón, la práctica de actividad física reduce la mortalidad.

Andar 30 minutos al día podría ser considerada como una terapia que no es sólo buena para el corazón. Lo es también para los hipertensos y diabéticos y para todas aquellas personas que quieran mantener su peso y cuidar su flexibilidad y agilidad.

El caminar es una puesta a punto para nuestra estructura ósea, al favorecer el movimiento de las articulaciones. La espalda y su columna vertebral también se lo agradecerán.

Estos beneficios generales se manifiestan de manera particular en los adultos mayores. Con los 30 minutos diarios de movimiento se puede disminuir la presión arterial y mejorar la captación de oxígeno. También quemar grasas y mejorar la resistencia.

Pero la caminata no solo la podemos aprovechar para obtener estas mejoras generales en nuestro organismo sino que también es probable mejorar nuestra postura.

Al marchar podemos alinear los segmentos de nuestro cuerpo para mejorar nuestra condición general.

Los especialistas recomiendan caminar con la columna vertebral estirada en línea recta con la cabeza, que no debe inclinarse ni para atrás ni para adelante.

También es recomendable mover los brazos pendularmente para acompañar el movimiento y apoyar primero el talón y luego el resto del pie al hacer contacto con el suelo.

Como les hemos dicho es sumamente beneficioso para la salud y por ahora es gratis. No hay excusas. A caminar.

.

También te puede interesar...