La generación de los blancos

edito_viejos

Por Dr. Daniel Cassola

Hoy vamos a abordar nuestra columna de los lunes desde una óptica diferente. Vamos a presentar a un nuevo colectivo social que suele ser dejado de lado en la consideración de muchos. Con frecuencia escuchamos a hablar de la generación X o Y, en referencia a grupos de jóvenes que nacieron en la década del 80 o del 90.

Pero notamos que no se trata de la misma manera a la tercera edad en el siglo XXI. Estamos hablando también de un grupo muy numeroso de habitantes que comparte intereses, necesidades y preocupaciones, de la misma manera que le puede suceder a un grupo de hombres de menor edad.

La hemos llamado la generación de los blancos simplemente por un tema capilar, son aquellos a los cuales ya les despuntaron las canas. Hay muchos, incluso demasiados prejuicios circulando en torno a los adultos mayores.

Primero: no saben manejar la tecnología. Es falso. La mayoría de los adultos mayores han convivido con radios, televisores y otros dispositivos durante su juventud. Pueden perfectamente utilizar nuevas tecnologías. Muchos han llegado a trabajar con computadoras.

La segunda proposición falsa se desprende de la primera. Hay como un preconcepto que dice que las redes sociales son solo para los jóvenes. Esto tampoco es así. Los adultos mayores las usan perfectamente. Es cierto que existen casos en los que hay hombres o mujeres que no han manejado nunca una computadora o una Tablet. No hay problemas. Nunca es tarde para aprender. Los hijos o los nietos pueden guiar perfectamente al adulto mayor para que se inicie. Ya verán que luego se van a manejar solos.

Otra falsa creencia radica en que no existe la sexualidad en la tercera edad. No hay una edad para terminar con las relaciones sexuales. Simplemente, hay que tener en cuenta algunas pautas. Puede haber medicamentos para enfermedades crónicas que disminuyan el deseo o generen condiciones favorables a la depresión. De todas maneras, perfectamente puede haber encuentros sexuales en la tercera edad. Quizás no todo pase por la genitalidad, pero sí por el afecto, las caricias y los estímulos.

Esta generación, que podríamos decir que es un nuevo actor social que involucra alrededor del 20 o 25 por ciento de la población, no es tenido en cuenta por algunos sectores políticos. Hemos visto con frecuencia avisos televisivos y shows organizados por el PRO de Mauricio Macri que hacen una permanente exaltación de la juventud, el baile y los colores estridentes. Nos parece que no es un mensaje apropiado para la tercera edad. En cambio, hay otros sectores, que con más picardía o astucia, retoman algunos reclamos históricos, como el del 82 por ciento móvil.

Ya que los adultos mayores son discriminados por las bajísimos jubilaciones que perciben, y los insuficientes servicios de salud que se les brinda, la idea es que, al menos estén en una mayor consideración social. Para ello debemos comprenderlos como lo que son. O sea, un sector muy importante de la población, que a pesar de que pueden haber dejado de trabajar, continúa vital y activo.

.

También te puede interesar...