La fiebre del mundial

Por Dr. Daniel Cassola

El país ya presenta los primeros síntomas de una parálisis que puede llegar a ser total. Faltan tan solo 30 días para que comience en Brasil el vigésimo mundial de fútbol organizado por la FIFA. A pesar de que el deporte oficial del país es el pato, no hay ningún evento que produzca las mismas emociones que el mundial de fútbol.

El ambiente se está preparando de a poco. Ya empiezan a circular las listas de jugadores convocados y suplentes, y hasta se definió el lema que la selección llevará en el micro que la transportará desde las concentraciones hasta los estadios. El mismo es: “No somos un equipo, somos un país”.

Hay, incluso, hasta rumores políticos y económicos que circulan en torno al mundial. Se dice por lo bajo que varios candidatos a presidente comenzarán su campaña con miras a 2015 el día después de que termine el último partido. Por otra parte, en el área económica se especula con una nueva devaluación o con la implementación de nuevas “mini devaluaciones”, que también podrían ser luego del mundial. O quizás durante el mismo, para pasar desapercibidas por unos días.

Ante el comienzo inminente de los partidos de fútbol hay dos opciones. Mirarlo en casa o emprender el viaje a Brasil. Para los que se quedan, hay una amplísima gama de televisores disponibles. En algún momento los mundiales trajeron al país la TV en color. Más recientemente se produjo el furor de los TV de plasma. Ahora los que mandan en el mercado son los Full HD. Hay, como es esperable, una amplia variedad de precios. Desde 10 mil pesos el más barato hasta 350 mil pesos por una pantalla 3D de 85 pulgadas. Eso sí, hay que pedirlo con anticipación porque no está disponible en los locales de electrodomésticos.

Los que deben estar atentos, desde el punto de vista sanitario, son aquellos que viajen a Brasil. La Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero recomienda concertar una entrevista con el especialista en medicina del viajero para que se produzca una interconsulta con el médico de cabecera. La recomendación apunta fundamentalmente a personas con enfermedades crónicas como diabetes, cardiopatías, patologías respiratorias, fumadores u obesidad. También a personas con trastornos inmunológicos, como las personas infectadas por el virus VIH, y otras inmunodeficiencias primarias o secundarias y, finalmente, a mayores de 65 años de edad, niños y embarazadas.

La idea de la consulta es, fundamentalmente, obtener información. Los viajeros se exponen a múltiples infecciones a través de distintas vías de contagio: por el consumo de agua y alimentos, por la picadura de mosquitos, moscas y otros insectos y artrópodos. La mordedura de animales, las heridas, la actividad sexual sin protección y las aglomeraciones de gente son otras vías de adquisición de enfermedades inmunoprevenibles. Además, hay que estar al día con las vacunas, que pueden depender de la zona que visitemos.

La idea es que la fiebre del mundial sea solo una manera de denominar la pasión que muchos sienten por el fútbol, y no una enfermedad que pueda complicarnos la salud.

.

También te puede interesar...