La cuarentena seguirá hasta el 8 de junio con controles más duros para los viajes entre capital y el conurbano


La nueva extensión sería anunciada el próximo sábado por el presidente Alberto Fernández. Por el aumento en el número de contagios las autoridades nacionales, provinciales y porteñas coincidieron en continuar con el confinamiento obligatorio. Se estudian medidas restrictivas para el transporte en trenes y colectivos.

Por Dr. Daniel Cassola

En el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), actual foco de la pandemia de coronavirus en el país, la noticia será que nada va a cambiar, al menos por dos semanas más. En eso están de acuerdo el presidente Alberto Fernández, el gobernador Axel Kicillof y el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta, que ayer mantuvieron una reunión en la residencia de Olivos donde acordaron continuar con la cuarentena.

Justamente ayer se dio el récord de casos positivos confirmados en un día con 475. De ellos 435 fueron diagnosticados en ciudad y provincia de Buenos Aires. El resto del país, más allá de algún pequeño foco ocasional, parece estar en otra sintonía. Incluso en Mendoza evalúan volver a habilitar las reuniones familiares de hasta diez personas.

La polémica por la reapertura e comercios en la Ciudad que a la vez genera la movilización de trabajadores desde el conurbano bonaerense por ahora se enfrió, a la espera de novedades. Por un lado existe la posibilidad de que el gobierno porteño vuelva atrás con la autorización, o que la limite, buscando algún criterio como se hizo con las salidas con niños los fines de semana, que se basan en el último número del DNI. Por otro lado se esperan controles más estrictos en el transporte.

A partir de la semana que viene se pondrá en marcha una aplicación para “reservar” un lugar en los trenes para viajar. Se comenzará a usar en el Mitre ramal Tigre, que llega o parte desde Retiro, y luego, si el resultado es positivo, se extenderá al resto de la red de trenes. ¿Qué pasaría si alguien no consigue reserva? Todavía no está claro. En todo caso al poner más obstáculos seguramente se logre alguna disminución de pasajeros.

También se evalúa imponer restricciones por medio de la tarjeta SUBE, solo para los viajes que supongan un cambio de jurisdicción. Junto con esto se controlará más estrictamente los permisos para circular en los colectivos, cosa que hoy prácticamente no se hace. La misma rigurosidad se planea implementar en el chequeo de autos. A los conductores se les pedirá que exhiban la autorización para circular. Por último se trabaja en el diseño de un plan de créditos para motos, ciclomotores, bicicletas y monopatines eléctricos, ya que el transporte individual evita el contacto cercano y descomprime el transporte público.

La idea de restringir el transporte en la ciudad y el conurbano cuenta con el aval del comité de científicos que asesora al gobierno, donde el consenso general indica que el transporte público puede ser un factor crucial de diseminación de la enfermedad. Los especialistas consideran que el salto en el número de casos sucedió cuando la movilidad aumento de un 20 hasta un 40 por ciento, tomando como 100 la semana previa a la cuarentena.

Otro punto de atención para los gobernantes es la situación en las villas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires, donde los casos se continúan sumando. Ayer el presidente mantuvo una reunión con Ignacio Levy, referente de la agrupación La Poderosa, que milita en los distintos barrios vulnerables de la ciudad, en la que prometió extender el plan Detectar, realizar más testeos y garantizar el aislamiento para quienes sean diagnosticados como positivos. El de las villas sigue siendo el tema de más difícil resolución porque es donde la cuarentena puede favorecer, por el hacinamiento y la falta de agua, entre otros factores, la propagación de la enfermedad. Por otro lado es la población que más apuro tiene por salir a ganar el sustento.

En síntesis lo que se espera es una nueva fase de cuarentena hasta el 8 de junio con más restricciones para el transporte interurbano. La pandemia, nuevamente, requiere de nosotros un ejercicio de la paciencia.

.

También te puede interesar...