“¡Justicia para los muertos y heridos de Once!”

Por Dr. Daniel Cassola

Eso exclamaron los familiares de las víctimas de la tragedia de Once, ocurrida el 22 de febrero de 2012, luego de conocer la condena a 5 años y 8 meses de prisión más la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos que el Tribunal Oral Federal 4 que recibió hoy el ex ministro de Infraestructura Julio De Vido.

“Es un logro. De Vido no puede decirse que es un perseguido político. Es un delincuente. Hoy Argentina es un país mejor porque hay un delincuente preso”, expresó el abogado Leonardo Menghini, defensor de los familiares de las víctimas y tío de Lucas Menghini Rey, fallecido en los andenes de Once.

De Vido llegó a la lectura de la sentencia acusado de estrago doloso, de lo que fue absuelto, y administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, por lo que recibió una de las condenas más altas posibles ya que el máximo es de seis años.

Una interpretación posible del fallo es que la Justicia consideró que De Vido con los recursos del Estado no hizo nada para mejorar el servicio que prestaba la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), ni para sancionarla por el estado de los trenes y las condiciones que soportaban los pasajeros.

Hasta ahí llegaría la responsabilidad del ex funcionario. Sin embargo los representantes de los familiares, más allá de festejar las condenas, indicaron que van a apelar la sentencia porque consideran que De Vido es también responsable de estrago doloso.

De Vido está preso en el penal de Marcos Paz desde octubre del año pasado y presenció su condena por medio de una teleconferencia. El viernes pasado, por otra parte, se entregaron los otros 19 condenados por la tragedia.

Entre ellos, Claudio Cirigliano, responsable de la empresa TBA, afronta una condena por 7 años, Juan Pablo Schiavi, ex secretario de transporte, deberá pasar preso los próximos 5 años mientras que el maquinista, Marcos Córdoba, recibió una condena de 3 años y 3 meses.

.

También te puede interesar...