Italia vuelve a declarar a la pandemia “fuera de control”

En la actualidad tienen más de 600 mil casos activos, o sea que más del uno por ciento de la población está cursando la infección en este momento. Italia también se sumó a la lista de países que superó el millón de diagnósticos positivos, al igual que Argentina. El personal sanitario se encuentra agotado.

Por Dr. Daniel Cassola

La segunda ola de contagios del coronavirus se pasea con severidad por el hemisferio norte, donde el otoño avanza y se aproximan los días más fríos de la temporada. Luego de las libertades de verano son muchos los países que se ven obligados a establecer medidas de aislamiento y distancia incluso más severas de las que dispusieron hace seis meses. Portugal, Francia y España decretaron cierres y cancelaciones de actividades que habían retomado cierta normalidad.

En particular por estos días resulta preocupante la situación en Italia, donde hay más de 600 mil personas cursando la infección de coronavirus en este momento ya sea en aislamiento domiciliario, hospitalizados con síntomas o en terapia intensiva. Al tratarse de más del uno por ciento de la población se considera que la pandemia está fuera de control.

En una semana los decesos por coronavirus en Italia aumentaron 70 por ciento. En particular, del 4 al 10 de noviembre fallecieron 2.918 personas frente a las 1.712 de la semana precedente. Otro dato preocupante es la cantidad de personal vinculado a los servicios sanitarios que contrajo el virus. En el último mes fueron 19217 contagios cuando en el mismo período inmediatamente anterior habían sido ‘solo’ 1650.

“Además del riesgo de los focos hospitalarios preocupa el impacto en el personal sanitario, ya carente y muy afectado por la primera ola”, advirtió el presidente de la fundación Gimbe, una organización independiente que nuclea profesionales de la salud y estudia datos sobre la pandemia, Nino Cartabellotta.  En la actualidad el 53 por ciento de las camas en los sectores de medicina a nivel nacional están ocupadas por pacientes con Covid-19. Según los datos actualizados hasta el 11 de noviembre, el 34 por ciento de las terapias intensivas italianas está ocupado por pacientes infectados. El valor del 30 por ciento, definido como “umbral crítico” se supera en 10 regiones.

El dato alentador es que en los últimos días se registra una muy leve reducción del aumento de casos positivos aunque hay quienes se lo atribuyen a los límites del sistema de testeo y no al movimiento del contagio. De todas maneras, el gobierno italiano adoptó un sistema de aplicación progresiva de restricciones, con tres áreas identificadas con los colores amarillo, naranja y rojo. La ‘roja’ prohíbe los desplazamientos de entrada y salida en los territorios afectados y limitaciones a los internos, además del cierre del comercio minorista, excepto farmacias, negocios de alimentos, tabaquerías y puntos de venta de periódicos y revistas, además de bares, restaurantes, heladerías y dulcerías.

Por otra parte, se proscriben las actividades deportivas y autoriza la continuación de la docencia presencial en los niveles de enseñanza elemental y el primero de la secundaria, mientras el resto pasa a la modalidad de educación a distancia. En el área roja, al momento, permanecen Piamonte, Lombardía, Valle d’Aosta y Calabria. Otras zonas podrían ingresar en estos días. Así es como las autoridades recomiendan pasar el menor tiempo posible fuera de los hogares y recomienda limitar al máximo el contacto con otras personas fuera del círculo familiar.

Un año difícil en todo el mundo que vuelve a oscurecerse en Italia, uno de los primeros países de Occidente que colapsó por el coronavirus. A la espera de una vacuna o de un tratamiento, y sosteniendo las medidas de precaución es esperable que Argentina no tenga que atravesar de nuevo por lo que sucede en Europa.

.

También te puede interesar...