Invierno, la estación ideal para comer pastas

images

Un plato de pastas puede tener las mismas calorías que una ensalada Caesar.

Por Dr. Daniel Cassola

Hay muchas maneras de combatir al frío. Una es la calefacción artificial, otra es el abrigo y la tercera es la alimentación. En días de bajas temperaturas el cuerpo pide alimentos calientes y calóricos.

En primer lugar lo que hay que hacer, como en cualquier otro momento del año, es mantenerse hidratado. Esto lo decimos pensando especialmente en los adultos mayores que además de perder la sensación de sed también pueden beber aún menos por las bajas temperaturas.

Para ello se recomienda beber sopa o caldos antes de las comidas o entre las mismas. La mejor forma es hacerla casera, lo cual hoy es sumamente fácil ya que en todos lados se venden las bandejitas con la verdura cortada para hacer caldo. Solo hay que agregar condimentos y dejar que se haga en una olla. Nada más simple.

Y a la hora de preparar las comidas seguramente pensemos en preparaciones calóricas como pueden ser los guisos, los arroces o las pastas.

Queremos aprovechar hoy para brindar información sobre las pastas ya que hay como una especie de moda que asocia inmediatamente a las harinas en general con la obesidad.

En primer lugar hay estudios científicos que han comprobado ya hace mucho tiempo que la harina no se convierte fácilmente en grasa. A pesar de que hoy haya muchas dietas que las excluyan, lo importante es el balance de las comidas y la actividad física.

Por ejemplo, una ensalada Caesar, que se ofrece como almuerzo liviano en todos lados tiene la misma cantidad de calorías que un plato de fideos con salsa fileto y dos cucharadas de queso. Están ambos alrededor de las 400 calorías.

Para medir una porción de pasta moderada se puede seguir la siguiente regla. Se suelen calcular 100 gramos para las mujeres y 125 para los hombres. Si se trata de fideos secos la porción es la cantidad que entra en el cuello de una botella de agua, gaseosa u otra bebida.

Otro ejemplo. Las barritas de cereal suelen aportar alrededor de cien calorías. Es un cuarto de lo que aporta un plato de fideos, aunque pueda parecer mucho menos. Cuatro barritas de cereal son una cena o un almuerzo, y no hace falta ni preguntar qué es preferible.

Una vez más, en invierno así como en el resto de las estaciones del año, para alimentarnos la clave es el equilibrio, la moderación, la variedad y el ejercicio físico. Lo único que está prohibido es el exceso.

.

También te puede interesar...