Idas y vueltas con la vacuna rusa: todavía no está aprobada para mayores de 60 años

Se postergaron los vuelos de Aerolíneas Argentinas que iban a traer dosis desde Moscú. El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, de 68 años, todavía no se aplicó la Sputnik V. “A la gente como yo la vacuna todavía no llega”, dijo el mandatario en alusión a su edad.

Por Dr. Daniel Cassola

El inédito y más grande operativo de vacunación de la historia de la humanidad está destinado a generar sorpresas y giros inesperados. El problema, en estas circunstancias, es dar por hecho cosas de las que es difícil asegurar su concreción. El gobierno prometió comenzar con la vacunación antes de fin de año y hoy esa premisa está en duda por la falta de garantías de la vacuna rusa para personas mayores de 60 años. Sorpresivamente hoy Putin, que siempre por tradición o marketing pone el cuerpo para las medidas de su gobierno, anunció que todavía no se va a vacunar por ser mayor de 60 años. “Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas, y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible”, agregó el líder ruso.

De todas maneras esto no quiere decir que la vacuna rusa no se pueda aplicar en un futuro en adultos mayores sino que todavía no están finalizadas las pruebas que garantizan que eso sea seguro. Desde Moscú, la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti sostuvo que “los ensayos clínicos en las vacunas y en la industria farmacéutica siempre se van desarrollando y analizan por grupos, hasta ahora la recomendación de utilización es hasta los 60 años”. “Están terminando los últimos pasos para que también se apruebe el uso en los mayores de 60 años. Nos dijeron que a fin de año la avalarán en el Ministerio de Salud para mayores de 60 años”, añadió la funcionaria.

En los especialistas que asesoran al gobierno durante la pandemia hubo consenso que lo que faltan son datos, puntualmente sobre la fase III de prueba de la vacuna, que es la que incluyó a los mayores de 60 años. Estos datos todavía no fueron publicados por las autoridades rusas, lo que es necesario para su aprobación en la Anmat. Vale recordar que este organismo debe autorizar las vacunas antes de su aplicación y todavía no aprobó ni la rusa ni ningún otro proyecto. “En Argentina el promedio de edad de las personas fallecidas es de 72 años, por ende, todas las vacunas deben ir dirigidas a las personas mayores de 65 años. Inicialmente, con las pocas dosis que vamos a disponer de una vacuna contra el COVID-19, debe ser priorizada para los mayores de 65 años, es decir que gran parte del total de las dosis debe estar dirigida a esta población”, recalcó el médico infectólogo Roberto Debbag.

Por lo pronto el avión que se había anunciado como el medio para traer las primeras vacunas antes de Navidad no volará cuando estaba previsto. Según las autoridades rusas la aprobación de la aplicación para mayores podría salir en la última semana del año. En cualquier caso es probable que aquí la vacunación no arranque hasta enero. Es correcto esperar lo que sea necesario para que esté toda la información necesaria disponible. Lo innecesario, seguramente, fue dar certezas cuando no las había. Todos, y el gobierno también, necesitan que la vacunación arranque y sea exitosa para finalmente reactivar la economía y la vida social. Para eso hay que cumplir con los pasos indicados y no generar falsas expectativas.  

.

También te puede interesar...