Ganamos dos años de vida en la última década

Por Dr. Daniel Cassola

La población del continente americano ganó, en promedio, 16 años de vida en los últimos 45. “Ahora, una persona que nace en el continente puede aspirar a vivir hasta los 75, casi cinco años más que el promedio mundial”, afirma el informe Salud en las Américas + 2017, elaborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el capítulo dedicado a la Argentina, el trabajo ubica la expectativa de vida promedio en 76,6 años (80,4 para las mujeres y 72,8 para los hombres). Esto representa un incremento de casi dos años en la última década.

El equipo técnico que participó en el informe explicó que globalmente se observa que la vida promedio se incrementó en más de tres años entre 2000 y 2005 y entre 2010 y 2015, pasando de 67,1 a 70,5 años. En la actualidad, el promedio de la esperanza de vida al nacimiento del conjunto del continente equivale a la que tenían en América del Norte en el período comprendido entre 1980 y 1985.

Esta tendencia se explica principalmente por la reducción eficaz de la mortalidad infantil, que rodea el 30 por ciento, según detallaron los expertos. Además, en los mismos períodos se registró un importante avance en la lucha contra el VIH/sida, tanto en la prevención de nuevas infecciones como en la prolongación de la vida de personas infectadas por el virus que recibieron terapia antirretroviral.

El documento se presentó en Washington y afirma que, a pesar de estos avances, las enfermedades emergentes y las no transmisibles causan cuatro de cada cinco muertes anuales y son los principales desafíos que habrá que enfrentar en este territorio que alberga a algunas de las comunidades más desiguales del mundo.

“Vivimos más años de vida y morimos menos por causas que podemos evitar, pero esa ganancia no ha sido equitativa”, dijo Carissa Etienne, directora de la entidad internacional, quien luego agregó: “Debemos tomar medidas urgentes para combatir las inequidades y que todos tengan acceso a los servicios de salud que necesitan y a las condiciones que determinan una buena salud, como el acceso al agua potable, a la educación y a una vivienda digna”.

Las patologías cardiovasculares, las respiratorias crónicas, el cáncer y la diabetes siguen al frente de las principales causas de muerte en la región, y se prevé que en las próximas décadas habrá un aumento de casos debido al crecimiento de la población, el envejecimiento, la urbanización y la exposición a distintos factores de riesgo.

Entre otros datos presentados en el informe, se identifica la obesidad como uno de los principales condicionantes de enfermedades crónicas. Tal vez por eso el 15% de la población mayor de 18 años (62 millones de personas) vive con diabetes, un porcentaje que se triplicó durante la última década.

Aunque la mortalidad por enfermedad cardiovascular disminuyó casi un 20% en promedio en una década, sigue siendo la principal causa de muerte en la región. Se estima que 1,3 millones de personas murieron de cáncer en 2012 y que 45% de ellas lo hizo en forma prematura, es decir, antes de los 70.

Por otra parte, en 2013 las lesiones de tránsito causaron el 12% de las muertes, así como también las altas tasas de homicidios, que colocan a 18 países de América latina y el Caribe entre los 20 que encabezan el ranking del mundo.

.

También te puede interesar...