Fuerte advertencia de profesionales médicos contra la utilización de piercings en la boca


Por Dr. Daniel Cassola

Siempre y cuando no se perjudique a un tercero cada uno puede hacer de su cuerpo lo que quiera. Pero para ser libre verdaderamente es necesario estar informado. Sin información no hay libertad sino ignorancia.

Entre tantas modas estéticas vigentes una en particular está llamando la atención de distintos profesionales médicos. Nos referimos a la colocación de piercings en la zona bucal, ya sea en la lengua, los labios o las encías.

De manera tajante el decano de la Facultad de Odontología de la UBA, Pablo Rodríguez, sostuvo que no hay forma de que en alguna medida la colocación de un piercing en la boca “no genere algún tipo de alteración”. “No hay chances de que sea inocuo o inofensivo, en más o menos tiempo habrá lesiones o perjuicios”, agregó Rodríguez.

Entre los problemas que puede generar un piercing en la boca están los desgarros o alteraciones de la mucosa oral y los dientes, así como también la formación de quistes o tumores.

Si bien los profesionales que son consultados al respecto sugieren no colocarse aros en esta zona del cuerpo, todos enfatizan que si la decisión está tomada debe llevarse adelante el procedimiento en un lugar que cumpla con las normas de higiene y seguridad que son necesarias.

Porque la otra seria de problemas que puede traer un piercing mal colocado son las infecciones bacterianas, micóticas y virales, hepatitis A, B, C y D, hemorragias durante y después de la intervención, reacciones alérgicas a los metales, adenopatias (aumento de tamaño de un ganglio linfático) y tétanos.

Rodríguez, de la UBA, pone la lupa en el trauma que generan estos adminículos de metal, que pueden llevar a lesiones precancerosas, «lo que no significa que se llegue a un cáncer seguro, pero sí generar un área con mayor predisposición a un cáncer».

Los piercings no son aconsejables pero tampoco están prohibidos. Los médicos aseguran que los de acero quirúrgico son los menos peligrosos, en comparación con los de níquel. Y los de acrílico o silicona también son recomendables porque no dañan los dientes. Además, se hace hincapié en la limpieza diaria y en evitar beber alcohol, fumar y las comidas calientes hasta un mes después de colocados.

.

También te puede interesar...