¿Está preparada la Argentina para una epidemia de coronavirus como ocurrió en Italia?


Por Dr. Daniel Cassola

Al momento sabemos poco sobre el virus Covid-19 pero ya contamos con algunas certezas. En primer lugar es altamente contagioso, más que la gripe. Además alguien infectado puede estar hasta 14 días sin presentar síntomas, lo que favorece la propagación de la enfermedad.

El segundo dato importante que conocemos es que en muchos casos el coronavirus produce una neumonía grave que altera severamente la función respiratoria. Por lo tanto, gran cantidad de pacientes necesitan asistencia mecánica para que sus pulmones continúen trabajando.

En tercer lugar, no hay tratamientos ni una cura disponibles para enfrentar al Covid-19. Los antibióticos no sirven, y si bien se están testeando antiretrovirales, van a pasar meses hasta que haya algo efectivo disponible para combatir a la enfermedad.

Lo que nos queda es trabajar en la prevención, la asistencia y la contención, para no llegar a lo que está sufriendo, por caso, Italia. Allí se pasó la barrera de los mil muertos por coronavirus y se viven escenas realmente desesperantes.

Hace solo tres semanas Italia estaba en una situación similar a la de Argentina. Tenía unos pocos casos “importados” de personas que provenían de los países afectados en Asia. Se suspendieron algunos eventos y reuniones masivas pero la amplia mayoría de la población continuó con su vida como si nada sucediera, por lo que todos los lugares de trabajo y esparcimiento continuaron funcionando como posibles focos de contagio.

Hoy la cuarentena es total en todo el país. Los casos superan los 15 mil y ya hay más de mil fallecidos. Incluso se prevé que la peor parte de la epidemia aún no llegó. En solo diez días colapsó el sistema sanitario de Lombardía, la zona más rica del país. Los hospitales y centros de atención no dan abasto. No hay suficientes respiradores para todos los que lo requieren por lo que se establecieron criterios de selección. Se interna y se intuba a quienes tienen más posibilidades de sobrevivir. Según testimonios que provienen de esa región, hay hospitales que directamente rechazan la internación de cualquier persona de más de 60 años.

Si consideramos que el caso italiano puede ser un precedente para nosotros se debería poner en marcha un plan mucho más efectivo y serio para controlar a la enfermedad. Cuando se anunciaron los primeros casos en Argentina las autoridades sanitarias se sorprendieron. Aquí es difícil que se pueda construir un hospital con mil camas en diez días como se realizó en la ciudad china de Wuhan, por lo que habría que fortalecer a todos los efectores de salud que ya están en funciones. Para ello se requieren más equipos de respiración artificial y la previsión de poder llamar a trabajar a más personal si así fuera necesario.

¿El error de cálculo se habrá debido a confiar que la temperatura veraniega mantenía alejado al Covid-19? Por lo pronto lo que se sabe es que cuando la temperatura supera los 27 grados la efectividad del virus disminuye, lo que no quiere decir que no se siga propagando. Por otra parte, para la próxima semana en Buenos Aires se prevén temperaturas cuyas máximas rondarán los 25 y las mínimas los 18 grados. También se esperan varios días de lluvia, lo que también va a favorecer la baja en la temperatura.

¿Qué se está haciendo para combatir a la enfermedad? Todo parece funcionar bajo el mismo asombro que sufrió Ginés. En Ezeiza se comenzaron a hacer controles azarosos y luego se estableció una cuarentena obligatoria por 14 días para quienes provengan de las zonas afectadas. Ya es probable que muchos de esos pasajeros hayan pasado por el aeropuerto internacional sin mayor advertencia y hayan continuado con sus vidas normalmente.

Hasta ayer no había ningún espectáculo suspendido. Hoy se determinó la cancelación de una infinidad de shows. Los partidos de fútbol se jugarán pero sin público. Al momento las clases continúan en todos el país menos en Jujuy, aunque todo puede cambiar en cualquier momento. Esto es así porque no parece haber una noción del peligro que enfrenta la Argentina.

¿Está preparado el país para enfrentar la pandemia? ¿Hay suficientes recursos volcados en los efectores de salud, ya sean públicos o privados, para afrontar un posible brote de casos como el que sucedió en Italia? Tentativamente hoy la respuesta es que al momento no. Todavía parece que no salimos del asombro, de decir que no pensábamos que esto podía suceder.

.

También te puede interesar...