España registra el pico de fallecidos de la tercera ola

Por Redacción Curar con Opinión

El último azote de la enfermedad se ha llevado por delante la vida de casi 18.000 personas desde mediados de diciembre, 2.487 en la última semana, según los datos de Sanidad. Y, en total, 66.704 han muerto en España desde el comienzo de la pandemia.

Aunque España ha conseguido doblegar la curva de casos, los fallecimientos por el virus se siguen sucediendo cada día a niveles muy altos. Hace cinco meses que se registran más de un centenar de decesos al día, incluso en el punto más bajo de la segunda ola, en plenas navidades, cuando murieron 120 personas en una sola jornada. En estas últimas semanas, además, se han notificado hasta 488 fallecimientos de media, cifras sin parangón desde abril y que ponen de manifiesto la virulencia de la resaca navideña.

Esto ocurre también porque muchas comunidades autónomas que no fueron tan azotadas en la primera ola han superado todos sus récords al inicio de 2021. Andalucía, Comunitat Valenciana, Extremadura, Galicia y Murcia han sufrido más con esta tercera arremetida que en la suma de las dos anteriores.

La parte buena es que las muertes se han reducido un 27,2% en solo siete días y que este número va a seguir bajando. Por otro lado, la tercera ola también ha sido menos letal que la segunda a pesar de haber registrado números espeluznantes y nuevos récords de positivos desde abril. Esto quiere decir que la tasa de personas infectadas por coronavirus que mueren por la enfermedad baja porque hay muchos más contagios confirmados que muertes. En el caso de la segunda ola, la letalidad máxima fue del 1,5%. De los 20.000 casos positivos que se registraron en el pico, murieron 300 personas. Ahora, el número más alto de muertes diarias alcanzadas en un día es de 488, con lo que la letalidad sería del 1,3% al ponerla en relación con los 37.000 contagios máximos alcanzados la tercera semana de enero.

.

También te puede interesar...