Es probable que luego de las aperturas haya más cuarentenas

Un estudio español indica que la inmunización colectiva o de rebaño está aún muy lejos de ser una realidad, aún en los países más afectados. La mortalidad del coronavirus se ubicaría en torno al 1 por ciento de los casos.

Por Dr. Daniel Cassola

La pandemia está lejos de ser controlada por la humanidad. En primer lugar porque todavía no se tiene una dimensión cabal del problema. En España, donde parece haber pasado lo peor pero la situación continúa siendo sumamente delicada, se propusieron realizar un estudio que permita proyectar cuál ha sido el alcance de la enfermedad. El Instituto de Salud Carlos III, que depende del gobierno, realizó 61 mil pruebas serológicas rápidas en todo el país y luego proyectó los resultados.

La primera conclusión es que alrededor de 2,35 millones de españoles fueron infectados con el virus. Si bien parece mucha gente es solo el 5 por ciento de la población. Con eso bastó para que el sistema sanitario colapse y el país adopte una cuarentena estricta en marzo (el primer caso había sido detectado el 31 de enero). De esto se desprende que la inmunidad de grupo o efecto rebaño está lejísimos de poder ser una realidad, incluso en uno de los países más afectados por la enfermedad.

La segunda cuestión a destacar es que el 95 por ciento de las personas es susceptible a contraer el virus una vez que se reanudan actividades. La población con anticuerpos oscila entre un 1 y un 10 por ciento, depende de la ciudad o región. En cualquier caso es muy poco para generar una barrera natural contra el virus. Para que eso suceda el número debería estar en el orden del 50-70 por ciento. ¿Pero qué pasaría con la mortalidad y el sistema sanitario con esa cantidad de infectados en el corto plazo? Seguramente un desastre total. Es esperable entonces en España, y en cualquier otro país, una segunda ola de contagios.

Del estudio español también se pueden obtener datos con respecto a la mortalidad. En la actualidad consta que el país ibérico sufrió 27 mil muertes con 230 mil casos confirmados, o sea un 12 por ciento de los pacientes murieron. Pero como la proyección indica que los infectados son más de dos millones la mortalidad del coronavirus estaría en el orden del 1,1 por ciento. Mucho más baja que lo que indica la información actual pero todavía mucho más alta que la de la gripe estacional que se ubica en torno al 0,1 por ciento. Llevándolo al extremo, si toda la población de España contra el coronavirus habría que contabilizar alrededor de 500 mil muertes. Un verdadero escenario de tragedia.

Además el informe señala que cerca de la mitad de los casos son asintomáticos. De todas maneras los científicos españoles a cargo del estudio señalan que los datos, como las conclusiones, son preliminares. Hay mucho que desconocemos sobre el coronavirus. Por ejemplo, ni siquiera se sabe con certeza que los contagiados, una vez curados, pasen a ser inmunes. Uno puede desarrollar anticuerpos contra el HIV, por mencionar un virus, pero si no se trata va a desarrollar síntomas de Sida. Todavía es temprano para saber si los anticuerpos que genera el cuerpo humano contra el coronavirus son suficientemente eficientes como para no contraer nuevamente la enfermedad.

La otra llave para solucionar el problema sería la vacuna, pero nadie ubica esa cuestión como posible al menos hasta el año que viene. Si los científicos españoles están en lo cierto es probable que a las aperturas le sigan nuevas cuarentenas. La pandemia es todavía un problema que la humanidad no termina de descifrar.

.

También te puede interesar...